Astrología

jueves, 22 de octubre de 2015

Mañana el Sol entra en Escorpio a las 17:48 GMT.

  Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos.




  Con el Sol en Escorpio, nos motivan nuestras emociones  –y pasiones–; por lo tanto, solemos ser bastante imprevisibles. Vivimos con intensidad y tratamos de penetrar profundamente en los secretos de la vida, como la muerte y la sexualidad. Igualmente nos atraen las ciencias ocultas y la psicología, siempre en búsqueda de las últimas respuestas a las primordiales preguntas acerca de nuestra existencia.

  Nuestra naturaleza psicológica es sumamente compleja, incluso contradictoria: el coraje se combina con el temor, a menudo conduciéndonos a la paranoia; una intensa pasión hierve al lado de un obsesivo deseo de autocontrol; y la compasión coexiste con la tendencia a la venganza.

   La mayor fuerza que poseemos como Escorpio es nuestra capacidad de regeneración y transformación, simbolizada por el fénix que se levanta de las cenizas, y probablemente no exista ninguna crisis que no podamos superar. Nuestra cualidad de intensa y apasionada devoción es una espada de doble filo; podemos utilizarla para manipular y humillar o para dirigir y apoyar a otros. Por tanto, es esencial que actuemos por motivos nobles, porque somos capaces de causar estragos si nuestra visión se nubla debido a ambiciones egoístas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena