Astrología

viernes, 10 de abril de 2015

Horóscopo Mundial para el día 11 de Abril del 2015. Venus entra en Géminis.

Sol en Aries

Aries, gobernado por Marte, abre el Zodiaco. En este signo de fuego encontramos los impulsos primordiales de la vida, la fuerza impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y no se preocupa por lo pasado, a veces ni siquiera por lo presente. Contempla el futuro, y lo único que quiere es abrirse camino hacia delante.


Con el Sol en el signo de fuego Aries, tu personalidad irradia un asombroso potencial de energía y contiene un inmenso afán de acción y renovación. Buscas constantemente nuevos senderos y quieres actuar sin rodeos, siempre llevando la iniciativa.
No obstante, te puede faltar perseverancia, ya que no te gusta esperar y emplear mucho tiempo en una misma tarea. Si aprendieses a enfocar tu enorme potencial energético en una sola causa, podrías tener más éxito.
No pierdes el tiempo dando vueltas a un asunto, quieres actuar enseguida. Pero deberías considerar también las necesidades de tu prójimo, si no quieres encontrarte de repente solo, ya que nadie pudo mantener tu ritmo.
Otro problema de Aries es que tiendes a ignorar los detalles, y, cuando ya es demasiado tarde, te preguntas dónde estuvo el fallo. Por lo tanto, te conviene planear tus acciones con más cautela y también considerar la posibilidad de trabajar en equipo. No sería prudente rechazar los buenos consejos de otros –y, desde luego, saber escuchar no es una desventaja –.
La fuerte ambición de Aries exige que llegues a la meta en primer lugar y que entregues los resultados más destacados. Nadie pone en duda tus cualidades de liderazgo, y los demás te suelen conceder el reconocimiento merecido, cosa tan importante para ti. Si aprendieses a tratar a tu prójimo con más tacto y diplomacia, tu éxito estaría asegurado, ya que lo verdaderamente positivo de Aries es que nunca abandona.


Luna en Capricornio 

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con la Luna en Capricornio, reaccionas con autocontrol y determinación, aunque a veces un tanto automático y con severa negatividad. Tu carácter ambicioso te puede llevar a manipular al mundo y a otra gente con el fin de sentir seguridad y lograr tus objetivos, tendencia que deberías intentar contrarrestar.
El tuyo es un ambiente de lo más práctico, y te sientes cómodo en el rol de proveedor y protector. Sagaz y tradicional, disfrutas del éxito y de lo exitoso. No te sueles dejar conmover por lágrimas ni sentimientos, y tu necesidad de ejercer control y autoridad puede limitar tu capacidad de ofrecer intimidad y nutrición emocional.
Intenta ablandar la rigidez de tus hábitos y responder a las necesidades de los demás con más ternura y comprensión.



Mercurio en Aries

Aries es el primer signo del Zodiaco. Aquí encontramos los impulsos primordiales de la vida, la fuerza impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y no se preocupa por el pasado, a veces ni siquiera por el presente. Contempla el futuro, y lo único que quiere es abrirse camino hacia delante.

Con Mercurio en Aries, sabes lo que quieres. Te dedicas a cada tarea con coraje y determinación, y no te gusta que alguien intente impedírtelo. No permites que otros se metan en tus asuntos, y te cuesta aceptar los consejos de los demás. Te conviene reflexionar sobre esa actitud, porque no es un síntoma de madurez y puede causarte muchos problemas en tus relaciones personales.
Este emplazamiento de Mercurio conlleva ciertos riesgos, ya que indica una tendencia a actuar precipitadamente. Tu mente es rápida y sin duda aguda, capaz de comprender una situación en pocos momentos, pero tu impaciencia puede llevarte a tomar decisiones equivocadas. La imprudencia es un peligro real que debes combatir mediante la inteligencia y la razón. Si aprendes a cooperar con otros y a llegar a compromisos estarás en buen camino hacia el éxito.


Venus en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con Venus en Tauro, buscas relaciones fijas y duraderas que proporcionen seguridad emocional y, ¿por qué no?, también cierta estabilidad financiera. Expresas tu afecto de forma tierna y sensual, y eres muy leal, aunque a veces puedes mostrarte bastante celoso y posesivo. Las aventuras amorosas no son para ti, ya que te tomas tus relaciones muy en serio, y probablemente seas demasiado comodón para lanzarte a una empresa tan loca y agotadora.
Lo físico es tu campo favorito, y te encanta tocar cosas suaves y agradables, oler fragancias embriagadoras, compartir el calor humano o sentarte delante de un gran plato de buena comida y después tumbarte en el sofá, escuchar música o ver la tele y disfrutar del confort de tu hogar.
Puesto que esa es tu «propensión natural», tienes que tener cuidado de no caer en la trampa del hedonismo y desperdiciar tu vida en la complacencia desenfrenada de los sentidos. Abre tu corazón a las sensaciones y sentimientos más sutiles y aprende a apreciar la dimensión espiritual que yace más allá de las apariencias. Así podrás descubrir un tesoro infinitamente más valioso que todos los bienes terrenales juntos.


Venus entra en Géminis a las 15:30 GMT.

El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a otros.

Con Venus en Géminis, tu presencia es encantadora, y tienes un don para encontrar  las palabras adecuadas cuando es preciso hacer cumplidos y dejar una buena impresión. Te comunicas con fluidez, rapidez y astucia, aunque tiendes a ser algo superficial, ya que no sueles dedicar mucho tiempo a una sola persona o a un tema específico. Tus intereses son variados y amplios, y tu insaciable curiosidad te lleva a establecer relaciones con todo tipo de personas, siempre preguntando, investigando o discutiendo.
Estás buscando constantemente el cambio y nuevas experiencias, y no te resulta difícil establecer contactos con personas desconocidas, pero no eres el tipo de hombre que quiera comprometerse fácilmente en una relación fija. Eso no quiere decir que no puedas ser fiel, si encuentras tu «media naranja». Hablar de tus sentimientos es lo más natural para ti, y, por tanto, esperas también de tu pareja que sea franca y honesta al respecto.


Marte en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con Marte en Tauro, afirmas tu presencia y expresas tus deseos con persistencia y creatividad. Eres conservador y testarudo, siempre enfocando tus acciones hacia la consolidación y la productividad, ya que tu objetivo es dominar la materia y utilizarla para tus propósitos. Probablemente tienes un buen olfato en lo que se refiere a cuestiones financieras y posees una cuenta bancaria con un buen saldo, algo importante para ti, porque satisface tu necesidad de seguridad. Trabajas duramente para acumular bienes materiales y poder disfrutar de una tercera edad acomodada, pero debes tener cuidado de no volverte codicioso y avaricioso.
Haces planes a largo plazo, y sabes administrar tus energías con suma eficiencia. Tus metas son realistas y alcanzables, ya que no quieres desperdiciar tus fuerzas en acciones inútiles, sino ver resultados concretos.
Te contentas con placeres sencillos, como la buena comida y bebida, y una tendencia a la complacencia y a la pereza puede disminuir tu determinación de actuar o tomar la iniciativa. Tu energía física y tus impulsos sexuales se ven influenciados por una profunda apreciación de los sentidos físicos y los ritmos naturales de la vida.
Tienes un temperamento equilibrado y no sueles perder los estribos con facilidad, pero si por alguna razón alguien llega a sacarte de quicio, que tenga cuidado, porque puedes actuar sin piedad y volverte violento.

Júpiter en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Júpiter en Leo, buscas el crecimiento interior y exterior por medio de la actividad creativa, expresando tu vitalidad exuberante y animando a otros. Te encantaría elegir una profesión que fuese expresiva y creativa. Siempre dramático, eres el actor y vendedor nato –de naturaleza cálida, gregaria y ruidosa–. Un tanto orgulloso, sientes la necesidad de expresar tus sentimientos y emociones abiertamente, con la esperanza de que tengan un efecto en los demás. Te sientes destinado a ocupar posiciones de liderazgo, convencido de tu valor interior, pero debes evitar desarrollar una fe excesiva en la importancia de tu propio papel.

Saturno en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Saturno en Sagitario, intentas establecer y preservar tu individualidad mediante firmes convicciones filosóficas, una buena educación y aspiraciones hacia objetivos distantes y elevados. No obstante, no eres ajeno a la intolerancia religiosa, ya que es probable que no quieras saber nada de conceptos que no estén arraigados en lo que tu consideras tu propia tradición. Tu visión es más bien estrecha y, por ende, te resistes a cuestionar tus ideas y principios, aunque, al mismo tiempo, tiendes a predicar «la verdad» a otros con todos los medios a tu alcance, incluso la coerción.
Por otro lado, podrías tener dificultades con conceptos espirituales e ideas filosóficas en general, en el sentido de que no te fías de ellos sin haber analizado su lógica y comprobado su aplicación práctica. Sin embargo, una vez convencido, eres un fiel seguidor y experimentas un fuerte sentido de seguridad y satisfacción de tus creencias.
En el ámbito laboral, estás siempre dispuesto a aceptar más y más responsabilidades y deberes, por lo cual corres el riesgo de «abarcar demasiado y apretar poco». Necesitas cultivar tu disciplina mental y evaluar una situación determinada con más realismo. Tienes la habilidad de organizar las cosas «sobre la marcha», mientras cambias los horarios y estructuras, para adaptarte a nuevas circunstancias y situaciones.

Urano en Aries 

  Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que pueden tener un significado más personal.

  Urano estuvo en Aries desde 1.928 hasta 1.935, marcando a una generación que destaca por su fuerte deseo de hacerse intelectualmente independiente. Un espíritu autónomo os empodera a explorar la verdad sin reservas. No vaciláis en renunciar a ideas y métodos que hayan demostrado ser anticuados o ineficientes.

Neptuno en Piscis

  Neptuno tarda 165 años en recorrer la órbita alrededor del Sol y aproximadamente 14 años en pasar por un signo. Su influencia afecta a una generación entera y se asocia con una nueva consciencia sensual y espiritual y con una mayor compasión en conexión con el signo en el que se encuentra. La mayor parte de la gente notará esta influencia de modo colectivo, pero los que tienen su Ascendente en Piscis, lo experimentarán de una forma más personal.

  Neptuno pasa por Piscis de 1848 a 1862 y volverá del 2012 al 2026. Habrá una renovación espiritual profunda en estos periodos, debido a nuevos conceptos que socavarán las creencias aceptadas, sobre todo el Cristianismo. A escala colectiva, hay una elevada sensibilidad espiritual y sensorial, que se manifestará creativamente en el arte y la música. Habrá una nueva y sutil opinión sobre la naturaleza de la realidad y el destino de la humanidad.

  Si fueras capaz de canalizar esta influencia en tu vida personal, ésta se expresará mediante una necesidad profunda de transcender los asuntos terrenales y de definir tu vida mediante valores espirituales, sociales o creativos. Quizás se produzca algún sacrificio especial en tu vida o una situación especialmente infeliz que aumente tu naturaleza espiritual. Será difícil que lleves a la práctica tus ideas, a lo mejor porque el sentido de tu vida tiene que ver más con alguna forma de servicio cósmico que con ninguna otra cosa. Esto te puede llevar a retirarte por completo de la sociedad o a tener una profunda vida interior.

Plutón en Capricornio 

  La órbita de Plutón alrededor del Sol es irregular y dura aproximadamente 248 años. Cuando Plutón está más cerca del Sol tarda sólo 12 años en pasar por un signo, pero cuando está mucho más lejos, tarda unos 30 años. Esta influencia se notará colectivamente a un profundo nivel en la sociedad y traerá traumas, transformaciones y renovaciones, dependiendo del signo en el que esté. Los individuos con su Ascendente en Escorpio podrán experimentar esta influencia de un modo personal. Si no, este efecto se expresará como una influencia subyacente en toda una generación.

 De los años 1762 a 1779 y del 2009 al 2024, Plutón transita por el signo Capricornio provocando cataclismos en las estructuras políticas y la muerte de viejos partidos políticos que ya no son útiles. En estos tiempos se colapsan los regímenes decadentes y surgen otros nuevos, despiadados. En el mundo de los negocios, habrá muchos trastornos cuando nuevas estrategias financieras reemplacen a antiguas prácticas de negocios y puntos de vista económicos. Éste será un momento de caída de la autoridad.

 Si canalizas esta influencia de modo personal, estarás motivado por una enérgica ambición con el propósito de reformar la sociedad. Esto te llevará a conflictos de vida o muerte con los poderes actuales. Sin embargo, tendrás la capacidad de utilizar argumentos compulsivos en favor de reformas institucionales. Una gran transformación tendrá lugar en tu vida cuando te encuentres en un callejón sin salida en el campo profesional y cambiarás totalmente de dirección. En el camino hacia la madurez, tendrás que aceptar una pérdida de poder y de influencia.


Nodos lunares en Libra y Aries

 Libra prefiere planear sus actividades junto a otros, buscando la armonía –tanto para si mismo como para los demás–, porque detesta las polarizaciones y las situaciones conflictivas, mientras que Aries no duda en abrirse camino hacia delante, incluso a costa de los demás, para llegar a la meta que se ha propuesto.

 El Nodo lunar norte en Libra y el Nodo lunar sur en Aries indican que la lección que te espera en esta vida consiste en desarrollar un espíritu de compromiso y sacrificio, dejando de poner tu independencia personal encima de cualquier otra consideración. Tienes que aprender a tener en cuenta los deseos y necesidades de los demás, en vez de perseguir implacablemente tus propios objetivos y defender tu punto de vista particular.

  En el pasado, desarrollaste un fuerte sentido de identidad, rozando al egoísmo, y siempre fuiste fiel a tu visión de la realidad, siguiendo tu propio camino, independientemente de si otros te siguieron o no.
Ahora, el reto consiste en dominar ese impulso de siempre ser el primero y adaptarte a las exigencias de tu entorno. El compromiso forma parte de una convivencia sana y madura. No te será fácil sacrificar tus propios intereses para complacer a otros, pero ésa es precisamente la lección que tienes que aprender para crecer internamente. Tienes que comprender que no estás solo y que compartir no significa perder. Todo lo contrario, quien da todo, lo recibe todo.




Aspectos más importantes al Mediodía

Sol en cuadratura a la Luna

Existe una falta de armonía entre tu ambiente y tus ambiciones; no es fácil para ti unir la vida cotidiana con los aspectos ásperos de la existencia. A veces, te sobrevaloras, e inmediatamente después, te muestras indeciso e inestable. Lo que más necesitas no siempre está cerca para que llegues a lograr el progreso que deseas. E incluso, cuando el apoyo está allí, no consigues la dirección que necesitas tomar. Puede que no estés seguro de adónde quieres ir, algo así como encontrarte «en disposición de ir, pero te preguntas qué camino tomar».
Para armonizar tus turbulencias internas, lo ideal para ti es una pareja que te aporte cierto equilibrio y te ayude a nivelar los cambios de humor; es probable que en ella halles la paz y la armonía que echaste a faltar en el hogar paterno. Esto no significa que tus padres se llevaran mal, sino que, en tu infancia, tenías tendencia a ver conflictos entre ellos. El resultado es que –según el caso– preferías el lado masculino o femenino y te sentías mucho más identificado con tu padre o con tu madre. Has de hacer algún esfuerzo por considerar la masculinidad o la feminidad según un enfoque adecuado, y no ver en el sexo opuesto sólo el origen de tus problemas.
A lo largo de tu vida puede que te encuentres en situaciones que dan cauce a variaciones favorables y desfavorables; puede que seas muy del gusto de algunos y en extremo hostigado por otros. Podríamos definir esta situación como una lucha entre aquello que busca hacerte crecer (y quizá te mima) y tus ambiciones: una gran necesidad de tener éxito y ser todo lo puedes llegar a ser. La lucha en este caso consiste en tratar de integrar esas partes opuestas que viven en tu interior para poder fortalecer y desarrollar tu personalidad.

Sol en conjunción a Mercurio

La fusión de las energías solares y mercuriales indica una gran fuerza mental. Sabes comunicarte con habilidad y convencer y atraer a los demás con tus ideas brillantes, aunque puedes resultar algo subjetivo en tus puntos de vista, lo cual puede ser irritante, especialmente si esa actitud va unida a la tendencia de no prestar atención a otras opiniones. Debido a que la presencia del Sol infunde a Mercurio con energía y así acelera las funciones mentales e intelectuales, tiendes a vivir principalmente en tu cabeza. En  las conversaciones hablas en voz alta, más alta que los demás, y procuras tener la última palabra. Siempre quieres ser el primero, lo cual puede llevarte a tomar decisiones precipitadas y, por lo tanto, equivocadas.
Tu alto grado de concentración mental hace de ti un estudiante sobresaliente y un buen orador y escritor. Por lo tanto, si evitas los peligros de la superficialidad y la precipitación, tus palabras pueden tener un gran impacto y pueden conmover a tu audiencia. Sabes estimular a las personas que carecen de entusiasmo, pero debes evitar dar la impresión de ser arrogante y saberlo todo. Si cultivas algo más de humildad, reconociendo tus propias limitaciones, tus esfuerzos –tanto los personales como los profesionales– podrían ser mucho más eficaces.

Sol en trígono a Júpiter

Eres algo «perezoso» en cuanto a los retos de la vida se refiere. Te encuentras satisfecho viviendo cómodamente, sin grandes complicaciones, en vez de buscar desafíos o responsabilidades, aunque no te falta ni el potencial ni el talento para tomar el peso de responsabilidades o enfrentarte a problemas. Eres un optimista nato, porque tienes fe en que una inteligencia superior está guiando tu camino.
Te resulta fácil relacionarte con otras personas, especialmente con niños o gente joven, en parte porque no eres muy exigente con ellos, igual como tampoco lo eres contigo mismo. Por otro lado, eres vulnerable a que otros se aprovechen de tu buena voluntad. En tu pareja y tus amigos aprecias sobre todo carácter, buen gusto y un fuerte sentido común.

Sol en conjunción a Urano

Tu lema es «progreso» ante todo. Te gusta todo lo nuevo y diferente, y es muy propio de ti tener percepciones de la realidad muy originales, obtenidas a través de ramalazos de intuición que irrumpen súbitamente en tu mente. Te gusta ser libre, y prefieres trabajar a tu manera y a tu propio ritmo. Aun así, tus posibilidades profesionales son prácticamente ilimitadas; te interesa cualquier ocupación que te permita aplicar tu enorme potencial creativo. Puede que desarrolles nuevos métodos o inventes algo relacionado con los medios de comunicación o la tecnología de vanguardia, áreas por las que tienes una acusada inclinación. Aprecias en los demás la independencia y la originalidad, especialmente en la persona que comparta tu vida. Sin embargo, para equilibrar tu temperamento liberal y un tanto excéntrico, te convendrá alguien que tenga los pies firmemente puestos en el suelo.

Sol en cuadratura a Plutón

La palabra «moderación» no existe en tu diccionario. Si las cosas van en contra de tus deseos o expectativas, sientes una frustración tan intensa que finalmente necesitas ventilarla –y estallas–. Sería mejor no estar cerca de ti cuando eso ocurra.
Es probable que experiencias de este tipo te hayan conducido a la conclusión de que es mejor adelantarse a una posible frustración y que el ataque es la mejor defensa. No hay duda, sin embargo, de que no existen muchas personas dispuestas a tolerar esa clase de conducta, y es probable que por esta razón incluso tus amigos mantengan una cierta distancia de ti.
Posees un potencial enorme de realizar proyectos ambiciosos, pero debes reconocer que otros también tienen talento y merecen el reconocimiento por su participación.
Tus relaciones personales sufren debido a tus intentos de dominarlas y exigir a la otra persona la sumisión incondicional a tus deseos. Parece que solamente las crisis pueden ayudarte a reconocer tus límites. Debes aprender a subyugar tu poderoso ego. La moderación en todas sus variantes es siempre algo positivo para ti.

Luna en cuadratura a Mercurio

Existe un conflicto entre lo que piensas y lo que sientes. En consecuencia, tienes dificultades para asimilar por completo y con objetividad la realidad que te rodea. Tiendes a suprimir tus sentimientos en el intento de dominarlos con tu mente. Te puedes crear una imagen del mundo que parece lógica (sagrada para ti), la cual, sin embargo, puede conducirte a perder gradualmente el sentido profundo de la vida (todo se convierte en insípido y monótono). Entonces, tus sentimientos reprimidos «abrirán sus puertas» y te producirán un estado de ánimo caprichoso y una conducta inapropiada a las situaciones (puede que algo «intolerante»). Tendrás que prestar más atención a tus sentimientos y tratar de aceptarlos.
A veces ocurrirá que se te presente el lado opuesto a esta situación, a saber, que tus sentimientos dominen e influyan sobre tu pensamiento (perdiendo objetividad y convirtiéndote en un instrumento al servicio de la justificación de tus propios deseos y caprichos). Esto acarreará problemas en tu comunicación con los demás.
La solución a este aspecto tan tenso pasa por hacerte más consciente de ese conflicto interior y tratar de integrar tu pensar y sentir. Logrando esto puedes llegar a ser más polifacético que la mayoría de la gente.

Luna en trígono a Marte

Dispones de una inmensa energía y vitalidad, una intensidad emocional que puede resultar tanto atractiva como irritante. Eres consciente de ello, y te esfuerzas por dominar tus impulsos. Aunque ocasionalmente pierdes los estribos y te enojas, no sueles mantener rencores; prefieres aclarar la situación y hablar sobre las diferencias que puede haber entre ti y la otra persona. De todos modos, siempre dejas la puerta abierta para poder restablecer la comunicación en el futuro.
Para tus seres queridos eres un compañero fenomenal, siempre entusiasta y preocupado por su bienestar, y también con la mayoría de tus amigos y socios te llevas bien. Tu vulnerabilidad emocional da evidencia de que eres humano y no indiferente a los sentimientos de los demás. Debido a que aprendes de tus experiencias, el futuro es prometedor en cuanto a tu desarrollo personal.
Tu habilidad de pensar dos veces antes de actuar, sabiendo que probablemente tu primera reacción es demasiado emocional, te permite evitar en tus tratos personales complicaciones innecesarias. Puedes tener éxito en cualquier profesión que te ponga en contacto con la gente.

Luna en cuadratura a Urano

En cierto modo, las relaciones que experimentes a lo largo de tu vida tienden a convertirse siempre en un «campo de batalla». Tu vida doméstica será inestable, siempre y cuando mantengas la lucha con tus conflictos internos no resueltos. Aunque tienes una mente despierta e inteligente, se te plantea el problema de cómo utilizar estos talentos. Si logras encontrar una salida satisfactoria, te aportará grandes beneficios en tu equilibrio interno. Si no lo logras (debido sobre todo a la falta de disciplina y de aplicación), lo único que conseguirás será amplificar estos conflictos. Serás capaz de librarte de las restricciones del pasado, pero tienes que buscar tu ideal en pautas conocidas y establecidas y ser a la vez capaz de explorar nuevos horizontes.
En tus relaciones íntimas hay una serie de «lecciones» que deberías aprender: la cooperación, el compromiso, la responsabilidad y el hecho de compartir la toma de decisiones. No puedes esperar siempre mandar, exigiendo a tu pareja que se avenga a tu voluntad o que acepte tu necesidad de libertad cuando tu le permites muy poco.
Por tu insistencia en ser diferente y poco conformista resultas cortante para aquellas personas que de otra manera te ofrecerían su apoyo. Das rienda suelta a tus deseos de independencia con lo que no logras sino una gran tensión emocional. La autonomía de que haces gala está a expensas de tu vida familiar. Tu intento de lograr el máximo de independencia posible, termina por herir tanto tus propios sentimientos como los de las personas que se preocupan por ti. La clave de la solución a este problema reside en la búsqueda del cambio de tu estilo de vida. Pregúntate a ti mismo que áreas de tu vida te gustaría cambiar. Evalúa tus necesidades, tus sueños y deseos, y comprueba si, transformando tu estilo actual de vida, eres capaz de satisfacer la mayor parte de ellos, sin destruir las bases que posees. Piensa en cómo podrías cambiar aspectos de tu vida para crear espacio en el que puedan surgir nuevos intereses, o qué actitudes podrías transformar para que tu vida se renovase, o cómo podrías mejorar tus relaciones. Ya que tienes un temperamento rebelde, puedes utilizar positivamente esta energía para cambiar lo que no sea adecuado en tu vida.

Luna en sextil a Neptuno

El contacto fluido entre la Luna y Neptuno afecta positivamente tu naturaleza emotiva y te confiere una imaginación vívida y una sensibilidad psíquica que sabes expresar de forma creativa. Tus sentimientos profundos te empujan a preocuparte por el bienestar social, y es posible que escojas una profesión que tenga como fin solucionar los problemas de la sociedad. Tienes el deseo de hacer algo grande y fuera de lo común.
Eres sensible en lo que se refiere a las relaciones personales, y rara vez estás molesto cuando otros muestran sus defectos o debilidades. Gracias a tu comprensión y tolerancia puedes experimentar plenamente todos los niveles de la expresión humana. No obstante, ten cuidado de no esperar demasiado de la otra persona, ya que tienes la tendencia a idealizarla, o de dejarte explotar por parte de personas que solamente quieren aprovecharse de tu buena voluntad, ya que siempre estás dispuesto a prestar tu ayuda.

Luna en conjunción a Plutón

Tu vida emocional es insondable como el mar, y es probable que las relaciones íntimas cobren una importancia extraordinaria en tu vida, porque cuando te enamoras, lo haces con todo corazón y con una profundidad y tenacidad que busca su semejante. Las relaciones casuales y superficiales no te interesan, y, por lo tanto, estás continuamente buscando a la persona que pueda responder a tus sentimientos con la misma intensidad. Cuando amas, puedes ser muy posesivo y exigente, y si te sientes rechazado, puedes llegar a ser vengativo o indiferente, incluso hacia una persona amada.
Parece ser difícil vivir con este aspecto, pero puede ser una bendición si encuentras y disfrutas de un amor verdadero. Entonces, será un amor profundo, emocionalmente satisfactorio y un medio para tu crecimiento espiritual.

Mercurio en conjunción a Urano

Eres algo así como un «genio», y la evidencia de ello son tus brillantes ideas y palabras, que son muy diferentes a las de los demás. Pero debes tener cuidado de no caer en la excentricidad y el engreimiento. Dispones de una tremenda vitalidad mental que, sin embargo, a menudo se puede convertir en brusquedad y el «talento» de provocar la consternación de tus interlocutores. Mantener una conversación contigo puede ser una verdadera experiencia, ya que tu intelecto trabaja a la velocidad del rayo, y las palabras y pensamientos te salen como disparos, proporcionando un punto de vista novedoso, y a la vez claro, a cualquier tema que te ocupe. Te fascinan los medios de comunicación, como Internet, la televisión digital o la telefonía móvil, los satélites, la informática y todo lo relacionado con los últimos avances tecnológicos.

Mercurio en cuadratura a Plutón

El aspecto tenso entre Mercurio y Plutón señala, como todos los contactos entre estos planetas, una mente profunda y penetrante, pero con un rasgo de mordacidad y brusquedad ofensiva.
Debes aprender a disciplinar tus pensamientos y aceptar los buenos consejos de los demás, sin sospechar de sus motivos innecesariamente. Odias que los demás te prueben, aunque te encanta descubrir sus pequeños secretos. De hecho, a veces te obsesionas con el intento de dominar la vida de los demás, y no vacilas en emplear cualquier método para conseguir su sumisión.
No te resulta fácil concentrar tu mente en un tema en concreto por mucho tiempo, ya que te falta la paciencia para un estudio prolongado. Rápidamente se convierte en una tarea insoportablemente aburrida y dolorosa. No obstante, tienes la capacidad de aceptar responsabilidades, aunque difícilmente bajo la supervisión de otro.
Antes de dedicarte a una profesión, tienes que desarrollar autodisciplina y más equilibrio interno, porque eres propenso, más que otras personas, a cometer errores debido a decisiones precipitadas y a una falta de sentido común. Una vez superados estos obstáculos, podrías aportar una contribución importante en el campo del cuidado del medio ambiente, la medicina o asuntos sociales.

Venus en oposición a Saturno

Tienes una visión negativa del lado emotivo de tu personalidad, es decir, tiendes a ver tus experiencias con otras personas, especialmente las de naturaleza íntima, con pesimismo, considerándolas fuentes de sufrimiento y  prácticamente inútiles. Por lo tanto, huyes de cualquier compromiso emocional o relación profunda, y es posible que no quieras contraer matrimonio, o, si lo haces, será bastante tarde y/o te arrepentirás de haberlo hecho.
Debes aprender a no subestimarte constantemente, y debes llegar a comprender que tú también posees buenas cualidades, aparte de las menos favorables, como todo el mundo. Es posible que en tu infancia se te hiciese creer que tenías menos talento que los demás niños, y todavía actúas conforme a esa «educación».
La competitividad, aunque temible, es buena para demostrarte a ti mismo que eres capaz de salir de los desafíos con éxito; si huyes de situaciones que exijan competitividad, nunca llegarás a conocer tu propio valor.
No pienses en un matrimonio temprano, a menos que estés dispuesto a hacer enormes concesiones para mantenerlo intacto. Sería mejor que esperases hasta que supieses ser más selectivo a la hora de buscar pareja. Casarse por razones de seguridad puede ser duradero, pero difícilmente satisfactorio a nivel emocional.

Marte en cuadratura a Júpiter

Existe una falta de coordinación entre tus recursos físicos y tus aspiraciones intelectuales, en particular en relación con decisiones que afectan a tu carrera. Si quieres evitar que se desperdicie tu gran potencial de energía y si quieres emplear tus recursos de forma más constructiva, debes aprender a planear tus proyectos con paciencia y determinación, tomando en cuenta todos los detalles. Tiendes a descuidar las pequeñas cosas y no atenderlas con la diligencia debida.
No intentes hacer demasiadas cosas a la vez. Diversificar los intereses no es malo, si dedicas a cada uno el tiempo necesario para conseguir resultados prácticos. De lo contrario, te convertirás en la típica persona que sabe de todo un poco, pero de nada mucho.
Debes comprender que todo toma su debido tiempo, ya que tiendes a empezar un proyecto con todo el entusiasmo del mundo para luego abandonarlo rápidamente, cuando se presentan las primeras dificultades o si el éxito esperado parece tardar demasiado.
También tus relaciones personales se pueden ver afectadas por tu carácter impaciente y tu tendencia a dejarte llevar por tus impulsos, sin tener en cuenta las consecuencias.

Marte en sextil a Neptuno

Eres compasivo y caritativo, y posees una cordial sensibilidad para los problemas ajenos, ya sean individuales o colectivos, y te sentirás motivado a participar en cuestiones de responsabilidad colectiva, sobre todo en trabajos referentes al bienestar social, la medicina o las terapias físicas.
Tus amigos y conocidos reconocerán en ti esa capacidad de apoyo, y con frecuencia buscarán tu mano «auxiliadora» y tu corazón «que entiende», ya que de tu contacto saldrán menos tensos y más inspirados. Esta empatía hacia los demás es una de las claves en tus relaciones con ellos; es como si poseyeses un conocimiento intuitivo de cómo tienes que reaccionar o responder y de qué apoyo puedes ofrecer. Sin embargo, una de tus dificultades principales consiste en cómo proceder con la agresividad de los demás (has de estar atento a no ir a remolque de personalidades más fuertes que la tuya, las cuales quieren realizar su voluntad a toda costa).
También tienes potencial para ser creativo, sobre todo en el diseño, el arte y la fotografía, porque tienes la capacidad de utilizar tu energía en aquellas ideas que se te ocurran. Es aquí donde puede que resida la clave de tu éxito, en dejar que vuele tu imaginación y actuar después según lo que ella te dicte.
Eres un romántico idealista que anhela una relación personal refinada y honesta. Estás dispuesto a tolerar las deficiencias en el otro, porque aceptas que nadie es perfecto, y esperas que te dejen también suficiente espacio para vivir tranquilamente. Lo más importante para ti es una comunicación franca y sincera, preparada para el compromiso y el pensamiento positivo.

Marte en trígono a Plutón

Tus energías de acción y transformación trabajan bien juntas para lograr tus objetivos, lo cual puede ser especialmente útil cuando se trata de encontrar soluciones para los graves problemas sociales y ambientales de nuestra sociedad. Sabes satisfacer tus deseos y metas personales sin descuidar tus responsabilidades colectivas.
Sientes ansiedad por descubrir la verdad, porque sabes que la verdad es más poderosa que la ficción. Te fascina todo aquello que sea de tipo psicológico, es decir lo escondido, lo vulnerable y las áreas sensibles de la mente. Sabes manejar material que sea delicado o tabú sin vacilar o tener miedo. Todo este interés en los secretos de la psique humana te podría convertir en un experto en este campo y proporcionarte una carrera exitosa en la psicología, la terapia de grupo y otras técnicas de rehabilitación.
Tu vida íntima es excitante, pero siempre dentro de ciertos límites, ya que tu propia dignidad es importante para ti. No obstante, disfrutas de relaciones cálidas y afectuosas, y estás dispuesto a cualquier sacrificio para mantener viva la llama del amor y llevar entusiasmo y alegría a la vida de tus seres queridos.

Júpiter en trígono a Urano

Tu potencial creativo es notablemente superior al de la mayoría de la gente, y sabes movilizar tus talentos para conseguir lo que te hayas propuesto.
La suerte parece acompañarte en todo lo que haces, y posees el don de sacar provecho de cada oportunidad que se te presenta en la vida. Eres independiente y valoras tu libertad; por tanto, te resistes a cualquier intento que limite tu existencia.
En tus relaciones personales eres cálido y sincero, e incluso a tus enemigos (si los tienes) tratas con dignidad. A tu pareja ofreces apoyo espiritual y amor, pero esperas lealtad y honestidad a cambio. La gente te admira por tu disposición a poner tus propios intereses en segundo plano.

Saturno en cuadratura a Neptuno

Tu personalidad parece estar dividida entre cualidades y tendencias contradictorias. A veces estás «en otro mundo», carente de ambiciones y deseos mundanos, y, en ocasiones, pareces ser una persona intrigante y calculadora que no vacila en utilizar cualquier medio para lograr sus metas.
Tienes miedo de aceptar responsabilidades, porque no estás seguro de tus capacidades y no sabes si podrás cumplirlas adecuadamente. Sufres perturbaciones emocionales debido a esas ansiedades imaginarias, lo cual puede ser un problema a la hora de buscar una profesión. Debes aprender a amarte a ti mismo y tener más confianza en tu propia voluntad y fuerza. Cuando veas al fracaso como a un pilar del éxito y una oportunidad de aprendizaje, estarás en el camino hacia contribuciones más significativas que te otorgarán la confianza en ti mismo que te falta.
Busca el consejo de un buen amigo para que te muestre cómo manejar tus recursos eficientemente y sacar el máximo provecho de ellos.

Urano en cuadratura a Plutón

Serás muy sensible a las fases del ciclo Urano/Plutón. Urano tarda 84 años en recorrer la órbita alrededor del Sol, mientras que Plutón emplea 248 años, por lo que sus aspectos no son frecuentes. Debido a que Plutón tiene una órbita irregular, el ciclo varía en el tiempo que tarda. La última vez que ambos planetas estuvieron juntos en conjunción fue en 1966 y la vez anterior, fue en 1851 y, anteriormente, en 1710. En el momento actual, las fases de cuadratura y oposición del ciclo llegan en intervalos de aproximadamente 30 años. El contacto entre estos dos planetas traerá cambios dramáticos y revolucionarios. Se descubrirán, y se utilizarán, nuevas y revolucionarias formas de poder. En 1966 por ejemplo, se produjeron los movimientos pacifistas, la revolución de los ordenadores, la automatización de las granjas, etc., una buena expresión de la naturaleza del signo Virgo, donde se produjo la conjunción. Como parte de una generación entera nacida con este contacto, tu misión podrá estar relacionada con formas revolucionarias de consciencia y con una total reevaluación de la visión colectiva del planeta Tierra.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena