Astrología

jueves, 27 de noviembre de 2014

Horóscopo del 28 de Noviembre del 2014. La Luna entra en Piscis y Mercurio en Sagitario..

Sol  en Sagitario 

  Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

 Con el Sol en Sagitario sientes una inspiración constante, siempre en busca de nuevas experiencias. Requieres de libertad intelectual y no te dejas influenciar por condiciones exteriores o actitudes ortodoxas. El planeta regente de Sagitario es Júpiter, caracterizado por sus cualidades prominentes de caridad y magnanimidad. Es como un ángel guardián que trae la esperada suerte justo en el momento oportuno –o cuando pensamos que ya es demasiado tarde–.

  Eres abierto y optimista apuntando hacia un objetivo elevado y mirando hacia delante, hacia lo espiritual. Buscas la verdad y el sentido de la vida, a menudo por medio de viajes a tierras lejanas –estudiando otras culturas y tradiciones–, la filosofía y prácticas religiosas.

  Al mismo tiempo, sientes la necesidad de compartir tus descubrimientos y tu propia versión de la verdad con los demás, lo cual puede convertirte en un excelente profesor, ya que el abanico de tus experiencias es vasto; pero también existe el Sagitario predicador que ignora la sensibilidad y las diferencias individuales de otras personas y defiende sus convicciones con fervor, incluso fanatismo.
Una de las cualidades más destacadas en ti es tu alegría y tu fe en el futuro. En tu interior brillan la luz y el conocimiento sobrenatural con las que sin ver crees en un Ser Supremo que guía tus pasos, mostrando el camino hacia estados más elevados de conciencia y, en última instancia, hacia la perfección espiritual.


La Luna  en Acuario

El signo Acuario está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales con el fin de poder comunicar sus conclusiones a otros.

Con la Luna en Acuario, tus reacciones pueden ser un tanto imprevisibles y excéntricas, aunque eso sí, dotadas de una desapegada e imparcial objetividad. Te sientes seguro cuando puedes expresar tus ideas con plena libertad y cuando tienes la oportunidad de manifestar tu individualidad como un ente único, altruista y consciente de las necesidades de su prójimo. Eres muy sensible al estado mental de otras personas, y podrías ser un magnífico psicólogo. Ayudarles en el nivel personal y social te hace sentirte contento contigo mismo, aunque tu necesidad de independencia emocional puede causar cierta alienación de tus verdaderos sentimientos y una indebida indiferencia hacia la sensibilidad de los demás.


La Luna entra en Piscis a las 22:04 GMT

Piscis es un Signo de Agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento Agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

Con la Luna en Piscis, posees una fantasía rica y tiendes a perderte en sueños de un mundo de armonía y paz, olvidando la cruda realidad en que vivimos. De naturaleza intuitiva, sensible, amable y gentil, el mundo es para ti un lugar sagrado, y te dedicas a fondo a las ideas espirituales.
Eres romántico y algo sentimental, siempre dispuesto a atender los problemas de los demás, relegando tus propios intereses a un segundo lugar. Debes tener cuidado de no perder la visión de tus prioridades y salir perjudicado. Aprende a pensar en ti mismo y a decir «no» de vez en cuando.
Amas todo lo que está relacionado con la música y las artes, y es posible que una carrera artística te diese mucha satisfacción interna. Eres muy sensible a los fenómenos psíquicos, y posees una fe firme en un poder superior que guía tus pasos.


Mercurio en Escorpio

   Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, dispone de una sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales.

  Con Mercurio en Escorpio, te intrigan los misterios de la vida, especialmente todo lo relacionado con el sexo y la muerte. No te bastan las explicaciones superficiales, sino que quieres indagar profundamente y descubrir la esencia desnuda. Te fascina todo lo que es secreto u oculto, y sientes la necesidad de penetrar hasta el núcleo de un asunto y descubrir lo que yace bajo la superficie.

  Posees la capacidad de comunicarte en un nivel tan recóndito e íntimo que muchas veces sobran las palabras. Sin embargo, procuras no revelar tus pensamientos más íntimos y planeas tus movimientos en secreto para coger a posibles adversarios por sorpresa.

  No te resulta fácil incluir a otras personas en tus reflexiones, pero es justamente algo que deberías intentar para no recibir el calificado de egoísta. Debes aprender a ver las cosas con más objetividad, y no dejar que sentimientos como el deseo y el odio influyan en tu juicio, y cubran tu sentido común.


Mercurio entra en Sagitario a las 2:27 GMT

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Mercurio en Sagitario, te comunicas de forma abierta, optimista y entusiasta, y sabes tolerar y respetar las opiniones de otros. Eres justo y sincero y siempre directo en tu forma de actuar. Te interesan más los pensamientos eternos y la visión global que los detalles. Por consiguiente, tiendes a generalizar demasiado y dejar que tus aspiraciones idealistas impidan el pensamiento lógico y coherente.
Te encanta discutir sobre temas filosóficos, y, convencido de tu propio punto de vista, tiendes a «predicar» la verdad (tal y como tu la ves) a los demás. En cualquier situación, te enteras enseguida de lo que está pasando. Tienes en cuenta los efectos que las acciones de hoy tendrán en el futuro, y siempre intentas llegar al fondo de una cuestión y comprender su significado en un contexto más universal que específico.

Venus en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Venus en Sagitario, expresas tu afecto de forma libre, entusiasta y generosa. Tu deseo de moverte y experimentar aventuras puede interferir con tu capacidad de establecer relaciones sólidas y duraderas. Tu trato personal se ve influenciado por tus creencias y objetivos, y en toda relación íntima buscas una armonía filosófica. La posibilidad de moverte libremente y explorar nuevos horizontes te proporciona un sentimiento de confort y armonía interior. Tu actitud hacia el amor y el romance es liberal y tolerante. Valoras la honestidad en cualquier relación, pero, debido a tu visión tan amplia y vasta, tiendes a ser algo insensible con los sentimientos de los demás.

Marte en Capricornio

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

  Con Marte en Capricornio, la ambición marca tu vida, pero no te dejas llevar por los impulsos o un deseo incontrolado de llegar a la meta cuanto antes. Eres un trabajador incansable y disciplinado que se siente empujado a arreglar lo que sea necesario para conseguir el éxito y que planea sus pasos con cautela, cálculo y paciencia. Manipulas las situaciones para tu propio bien, ya que sientes la necesidad interior de orden y organización, además de responsabilidad. Tu forma de ser es competente, persistente y fría, y si encuentras algún obstáculo en tu camino, lo apartas discretamente, sin armar un lío.

  En lo que se refiere a tu lado emocional, debes tener cuidado de no sobrestimar los logros materiales a costa de un trato humano y considerado. De lo contrario, puede que llegues a la cima, pero allí te encontrarás solo. Sabes dominar el impulso sexual, aunque éste es fuerte y terrenal.

Júpiter en Leo

  Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

  Con Júpiter en Leo, buscas el crecimiento interior y exterior por medio de la actividad creativa, expresando tu vitalidad exuberante y animando a otros. Te encantaría elegir una profesión que fuese expresiva y creativa. Siempre dramático, eres el actor y vendedor nato –de naturaleza cálida, gregaria y ruidosa–. Un tanto orgulloso, sientes la necesidad de expresar tus sentimientos y emociones abiertamente, con la esperanza de que tengan un efecto en los demás. Te sientes destinado a ocupar posiciones de liderazgo, convencido de tu valor interior, pero debes evitar desarrollar una fe excesiva en la importancia de tu propio papel.

Saturno en Escorpio

  Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. 

  Con Saturno en Escorpio, te resulta difícil reconocer o admitir impulsos de egoísmo, sexualidad o contracorriente de cualquier tipo. Buscas establecer y preservar tu yo a través del control de las pasiones más potentes y otras reservas de energía. Cierta rigidez y un flujo «congelado» de sentimientos pueden ser el resultado, y prevenir la experiencia de una profunda satisfacción emocional en la vida. Sientes la necesidad de defender y proteger tu estructura emocional a toda costa, lo cual puede ir en contra de tus objetivos y bloquear una relación personal e íntima con otra persona.

  Para superar tu naturaleza inferior, es decir los instintos animales y apegos materiales, deberías, en primer lugar, reconocer su existencia y luego intentar sublimarla por medio de la práctica del yoga y el desarrollo de una conciencia espiritual. Puedes ser muy testarudo y lanzarte ciegamente a la ruina antes de aceptar un buen consejo. No te tomas nada a la ligera, y en todo buscas un sentido y una profundidad, aunque lo haces de forma demasiado seria y egocéntrica. En vez del humor sano, prefieres la ironía y el sarcasmo, lo cual te puede hacer insoportable, incluso temible. Si eres fatalista y ya no crees en nada, lo más probable es que todavía no hayas descubierto la mina de fuerzas espirituales en tu interior.

  Ten cuidado de no trabajar hasta el agotamiento para lograr tus metas ambiciosas y, en el camino, arrastrar a otros exigiendo demasiado de ellos. Y procura no ceder ante la tentación de emplear medios ilegales para conseguir lo que quieres. «Pero la sangre no tiene que llegar hasta el río.» Si aprendes de tus experiencias y sacas las conclusiones correspondientes, tu vida mejorará notablemente.

  Por el lado positivo, sabes muy bien manejar tus recursos, tanto los tuyos como los de otras personas, y podrías ser un magnífico administrador o consejero financiero, abogado o gestor. Gracias a tu perseverancia de acero y tu gran autodisciplina, el éxito está prácticamente garantizado. Tu fuerza de voluntad te deja llegar a cualquier meta que te hayas propuesto.

Urano en Aries Retrogrado, Inhibe un poco la tendencia al progreso.

  Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que pueden tener un significado más personal.

  Urano estuvo en Aries desde 1.928 hasta 1.935, marcando a una generación que destaca por su fuerte deseo de hacerse intelectualmente independiente. Un espíritu autónomo os empodera a explorar la verdad sin reservas. No vaciláis en renunciar a ideas y métodos que hayan demostrado ser anticuados o ineficientes.

Neptuno en Piscis

  Neptuno tarda 165 años en recorrer la órbita alrededor del Sol y aproximadamente 14 años en pasar por un signo. Su influencia afecta a una generación entera y se asocia con una nueva consciencia sensual y espiritual y con una mayor compasión en conexión con el signo en el que se encuentra. La mayor parte de la gente notará esta influencia de modo colectivo, pero los que tienen su Ascendente en Piscis, lo experimentarán de una forma más personal.

  Neptuno pasa por Piscis de 1848 a 1862 y volverá del 2012 al 2026. Habrá una renovación espiritual profunda en estos periodos, debido a nuevos conceptos que socavarán las creencias aceptadas, sobre todo el Cristianismo. A escala colectiva, hay una elevada sensibilidad espiritual y sensorial, que se manifestará creativamente en el arte y la música. Habrá una nueva y sutil opinión sobre la naturaleza de la realidad y el destino de la humanidad.

  Si fueras capaz de canalizar esta influencia en tu vida personal, ésta se expresará mediante una necesidad profunda de transcender los asuntos terrenales y de definir tu vida mediante valores espirituales, sociales o creativos. Quizás se produzca algún sacrificio especial en tu vida o una situación especialmente infeliz que aumente tu naturaleza espiritual. Será difícil que lleves a la práctica tus ideas, a lo mejor porque el sentido de tu vida tiene que ver más con alguna forma de servicio cósmico que con ninguna otra cosa. Esto te puede llevar a retirarte por completo de la sociedad o a tener una profunda vida interior.

Plutón en Capricornio Inhibe un poco la tendencia a cambios y transformaciones.

  La órbita de Plutón alrededor del Sol es irregular y dura aproximadamente 248 años. Cuando Plutón está más cerca del Sol tarda sólo 12 años en pasar por un signo, pero cuando está mucho más lejos, tarda unos 30 años. Esta influencia se notará colectivamente a un profundo nivel en la sociedad y traerá traumas, transformaciones y renovaciones, dependiendo del signo en el que esté. Los individuos con su Ascendente en Escorpio podrán experimentar esta influencia de un modo personal. Si no, este efecto se expresará como una influencia subyacente en toda una generación.

 De los años 1762 a 1779 y del 2009 al 2024, Plutón transita por el signo Capricornio provocando cataclismos en las estructuras políticas y la muerte de viejos partidos políticos que ya no son útiles. En estos tiempos se colapsan los regímenes decadentes y surgen otros nuevos, despiadados. En el mundo de los negocios, habrá muchos trastornos cuando nuevas estrategias financieras reemplacen a antiguas prácticas de negocios y puntos de vista económicos. Éste será un momento de caída de la autoridad.

 Si canalizas esta influencia de modo personal, estarás motivado por una enérgica ambición con el propósito de reformar la sociedad. Esto te llevará a conflictos de vida o muerte con los poderes actuales. Sin embargo, tendrás la capacidad de utilizar argumentos compulsivos en favor de reformas institucionales. Una gran transformación tendrá lugar en tu vida cuando te encuentres en un callejón sin salida en el campo profesional y cambiarás totalmente de dirección. En el camino hacia la madurez, tendrás que aceptar una pérdida de poder y de influencia.

Nodos lunares en Libra y Aries

 Libra prefiere planear sus actividades junto a otros, buscando la armonía –tanto para si mismo como para los demás–, porque detesta las polarizaciones y las situaciones conflictivas, mientras que Aries no duda en abrirse camino hacia delante, incluso a costa de los demás, para llegar a la meta que se ha propuesto.

 El Nodo lunar norte en Libra y el Nodo lunar sur en Aries indican que la lección que te espera en esta vida consiste en desarrollar un espíritu de compromiso y sacrificio, dejando de poner tu independencia personal encima de cualquier otra consideración. Tienes que aprender a tener en cuenta los deseos y necesidades de los demás, en vez de perseguir implacablemente tus propios objetivos y defender tu punto de vista particular.

  En el pasado, desarrollaste un fuerte sentido de identidad, rozando al egoísmo, y siempre fuiste fiel a tu visión de la realidad, siguiendo tu propio camino, independientemente de si otros te siguieron o no.
Ahora, el reto consiste en dominar ese impulso de siempre ser el primero y adaptarte a las exigencias de tu entorno. El compromiso forma parte de una convivencia sana y madura. No te será fácil sacrificar tus propios intereses para complacer a otros, pero ésa es precisamente la lección que tienes que aprender para crecer internamente. Tienes que comprender que no estás solo y que compartir no significa perder. Todo lo contrario, quien da todo, lo recibe todo.





Aspectos más importantes al Mediodía


Sol en conjunción a Mercurio

La fusión de las energías solares y mercuriales indica una gran fuerza mental. Sabes comunicarte con habilidad y convencer y atraer a los demás con tus ideas brillantes, aunque puedes resultar algo subjetivo en tus puntos de vista, lo cual puede ser irritante, especialmente si esa actitud va unida a la tendencia de no prestar atención a otras opiniones. Debido a que la presencia del Sol infunde a Mercurio con energía y así acelera las funciones mentales e intelectuales, tiendes a vivir principalmente en tu cabeza. En  las conversaciones hablas en voz alta, más alta que los demás, y procuras tener la última palabra. Siempre quieres ser el primero, lo cual puede llevarte a tomar decisiones precipitadas y, por lo tanto, equivocadas.
Tu alto grado de concentración mental hace de ti un estudiante sobresaliente y un buen orador y escritor. Por lo tanto, si evitas los peligros de la superficialidad y la precipitación, tus palabras pueden tener un gran impacto y pueden conmover a tu audiencia. Sabes estimular a las personas que carecen de entusiasmo, pero debes evitar dar la impresión de ser arrogante y saberlo todo. Si cultivas algo más de humildad, reconociendo tus propias limitaciones, tus esfuerzos –tanto los personales como los profesionales– podrían ser mucho más eficaces.

Sol en conjunción a Venus

La fusión de estas energías muestra que, en cuanto a la autoestima se refiere, estás bien servido, ya que no te falta. Sabes muy bien que los demás te aprecian sólo por tu buena presencia, prácticamente sin tener que hacer nada por ello, y, como consecuencia, existe en ti una tendencia a la vanidad y al narcisismo. No obstante, posees una gran ansiedad por ser reconocido y apreciado, y no te importa adaptar o cambiar tu apariencia, si eso sirve para lograr este reconocimiento. En reuniones sociales te aseguras de hacer notar tu presencia y establecer contacto con la gente importante, especialmente si crees que su benevolencia te puede ser útil en el futuro. Tu sentido de la selección y tu innato buen gusto indican que sabes reconocer tanto las cosas más hermosas como las más desagradables. Eres experto en todo lo que posea calidad y belleza. Tu admiración por personas de autoridad (otros hombres principalmente), y por tus superiores en general, hace que seas bien acogido en cualquier esfera social. Tu carácter es afectuoso y jovial, delicadamente equilibrado, lo que hace de ti una persona refinada. También posees cierta inclinación artística (y condiciones para ello), especialmente en el área musical. Te resulta fundamental entregar y recibir afecto, incluyendo tu bien desarrollada sociabilidad y tu necesidad de contacto y de intercambio. En presencia de personas que no conoces, muestras tacto y cortesía, mientras que frente a la persona que amas, te muestras radiante y logras aparecer tal como eres. De todas formas (y debido a tu gran capacidad para el compromiso), procura no adaptarte demasiado, sino que trata de ser tú mismo y mostrarte tal como eres.

Sol en conjunción a Saturno

Sabes muy bien que tienes que trabajar por aquello que valoras; en otras palabras, sabes por experiencia que tienes que luchar con la vida. Por muy extrovertido y desenfadado que parezcas ser, dentro de ti existe una energía controlada y disciplinada. Te enfrentas constantemente a una deliberación meticulosa y una preocupación por sentirte protegido de la vida para que ésta no te derribe de un puñetazo. Sueles ser serio y consciente de tus responsabilidades (a veces el punto de coartar tu libre expresión), lo que te hace experimentar una sensación de culpabilidad si te sientes demasiado feliz y relajado. Es probable que la causa de esta actitud sea el hecho que no tuviste la oportunidad de ser realmente «niño» y, por lo tanto, no has aprendido a tener esa confianza inocente en la abundancia de la vida, lo que te permitiría estar más tranquilo.

Sol en trígono a Urano

Tienes cierta capacidad de liderazgo, ya que dispone de enormes recursos creativos y la inspiración necesaria para llevarlos a la práctica. Tu magnetismo personal atrae a la gente; se sienten a gusto en tu compañía, y este hecho, que te da la oportunidad de ocuparte en servicios al prójimo, te brinda mucha satisfacción. El saber que has contribuido a la elevación espiritual de otros es toda la remuneración que necesitas. Afortunadamente, tus propios logros no te impresionan demasiado porque eres consciente de tus ventajas y desventajas. Así pues, nadie te puede culpar de ser egocéntrico. La verdad es que la gente se siente atraída hacia ti porque muestras más interés en ellos que en ti mismo. Les das el entusiasmo que muchas veces están buscando, y tu interés por sus problemas es sin duda alguna auténtico. Por supuesto, la persona a la que amas comparte con agradecimiento tu optimismo y entusiasmo. Expresas tus sentimientos abiertamente lo cual hace la relación fácil y fluida.

Sol en cuadratura a Neptuno

Tienes miedo de perder el control y, por lo tanto, no te atreves a sumergirte en el mundo de tu subconsciencia y dejarte llevar por tu imaginación sin ponerte obstáculos y cortapisas. Vacilas a la hora de confiar en tus propias intuiciones y en lo que te dicta tu corazón. Sin duda tienes mucha imaginación y ansiedad por expresar tu potencial creativo, pero te resulta difícil hacerlo, porque tiendes a huir de la realidad. Debes definir tus ambiciones dentro del marco de tus posibilidades.
Tu naturaleza sensible te impide desafiar a aquellos que podrían competir contigo, porque, por un lado, no estás seguro de tu capacidad de tener éxito, y, por otro lado, no quieres ser responsable de herir los sentimientos de nadie. Aprende a aceptar la realidad tal y como es, y trata de amarte un poco más a ti mismo para no continuar siempre tocando la segunda flauta.
En cuanto a tus relaciones, eres extremamente vulnerable, y te preocupa la posibilidad de que otros intenten abusar de ti. Estás preparado para la huida nada más detectar que alguien quiere explotarte, y así has construido un verdadero muro de defensa alrededor de la parte emocional de tu psique. El resultado es una tensión interna tremenda y la sensación de una limitación indebida de tu personalidad. Es posible que durante tu infancia te hayan decepcionado personas que, de algún modo, representaban el prototipo de autoridad. Y esto sucede más por causa de la idealización que tu habías hecho de ellos intentando ignorar sus faltas o defectos reales.

Luna en cuadratura a Mercurio

Existe un conflicto entre lo que piensas y lo que sientes. En consecuencia, tienes dificultades para asimilar por completo y con objetividad la realidad que te rodea. Tiendes a suprimir tus sentimientos en el intento de dominarlos con tu mente. Te puedes crear una imagen del mundo que parece lógica (sagrada para ti), la cual, sin embargo, puede conducirte a perder gradualmente el sentido profundo de la vida (todo se convierte en insípido y monótono). Entonces, tus sentimientos reprimidos «abrirán sus puertas» y te producirán un estado de ánimo caprichoso y una conducta inapropiada a las situaciones (puede que algo «intolerante»). Tendrás que prestar más atención a tus sentimientos y tratar de aceptarlos.
A veces ocurrirá que se te presente el lado opuesto a esta situación, a saber, que tus sentimientos dominen e influyan sobre tu pensamiento (perdiendo objetividad y convirtiéndote en un instrumento al servicio de la justificación de tus propios deseos y caprichos). Esto acarreará problemas en tu comunicación con los demás.
La solución a este aspecto tan tenso pasa por hacerte más consciente de ese conflicto interior y tratar de integrar tu pensar y sentir. Logrando esto puedes llegar a ser más polifacético que la mayoría de la gente.

Luna en oposición a Júpiter

Existe en ti una falta de equilibrio emocional que puede manifestarse, por ejemplo, en una actitud de imprudencia o extravagancia referente al dinero y los negocios o, con respecto a la salud, en hábitos perezosos e inclinados a la sobrealimentación.
En otro orden de cosas, es probable que te resulte difícil conseguir el apoyo de los demás, especialmente en relación con tus decisiones profesionales y vocacionales. Quizá tendrás que plantearte cambiar tu manera habitual de hacer las cosas si quieres progresar o hacer carrera. Es posible que te hayas percatado de que no te resulta fácil conseguir siempre el apoyo que necesitas de los demás. Esto puede dar lugar a que termines con una vocación fuera de lo corriente. Probablemente no te interese trabajar de cara al público.
La persona que comparta tu vida tendrá que comprender que no eres de los que siguen a la multitud y no le quedará otro remedio que consentir en dejarte seguir tu propio estilo.

Luna en cuadratura a Saturno

Probablemente sufres de frecuentes bloqueos emocionales que tienden a limitar severamente el potencial de tu expresión creativa. Existe un fuerte vínculo con el pasado, con tu infancia y tus padres, que te tiene atrapado, y, por lo tanto, te resulta difícil establecer tu independencia fuera del ámbito de tu hogar y tu familia. Tus padres te dieron pocas oportunidades de libertad personal: apenas pudiste demostrar tu propio valor o aprender a estar sobre tus propios pies.
Tus relaciones personales e íntimas también sufren debido a esa restricción emocional, a ser severo contigo mismo y con los demás, y es recomendable que desarrolles interés por alguna actividad creativa que te pueda ayudar a contrarrestar tu inclinación usual a la melancolía y la depresión.
Los niños también podrían ser una fuente de gran placer para ti y aliviar las largas horas solitarias gracias a su naturaleza desenfadada y su inmensa curiosidad. Otra posibilidad es unirte a una organización que se dedique a ayudar a jóvenes que necesitan un hermano mayor, o alguien que sustituya a sus padres.
Elige alimentos naturales y nutritivos, y evita comer deprisa o comida fría. Y, si puedes, come siempre en buena compañía.

Mercurio en sextil a Marte

Dispones de una enorme cantidad de energía creativa, especialmente en las áreas de la palabra hablada y escrita. En los debates eres un adversario formidable, ya que nunca te faltan argumentos convincentes, y, consciente de tus posibilidades y limitaciones, no sueles meterte en situaciones que no puedas dominar. No obstante, no buscas los enfrentamientos; al contrario, tiendes a evitar todo lo que supone mucho esfuerzo, ya que estás acostumbrado a conseguir el éxito por la vía fácil. Nadie puede forzarte a hacer algo que no quieras hacer, y nadie puede detenerte, si has puesto tu mente en hacer algo.
Tu mentalidad se caracteriza por una insaciable curiosidad que no descansará hasta que hayas adquirido todo el conocimiento que deseas. Pero, obviamente, ese punto nunca se alcanza, y, por consiguiente, nunca dejarás de aprender. Te aseguras de estar bien informado antes de presentar tu punto de vista, porque te importa el reconocimiento de las personas con las cuales estás hablando. Aunque eres un buen orador, también eres un buen oyente, y tu trato personal y amable, combinado con tu agilidad mental, te pueden proporcionar éxito en muchos campos, como por ejemplo la enseñanza, la escritura, las relaciones públicas o el periodismo. La comunicación es tu gran talento, y deberías intentar explotar ese don.

Mercurio en conjunción a Saturno

El contacto estrecho entre Mercurio y Saturno es indicador de una mente concentrada, metódica y cautelosa. Si el resto de la carta natal aporta iniciativa y fuerza, esta combinación es buena para cualquier cargo que requiera prudencia y responsabilidad, ya que favorece la percepción profunda y sostenida.
Resuelves los problemas de una manera lógica, y no pierdes el tiempo con cosas superficiales. Lo que te importa es llegar a la esencia. Además, sabes extraer de cualquier experiencia algún significado.
En las conversaciones prefieres escuchar, porque eres cauteloso a la hora de expresar tu opinión, y muchas veces la guardas para ti mismo. Deberías desarrollar más confianza en tus propias ideas. Seguramente son tan buenas como las de otros, pero a menudo no te atreves a presentarlas. Una de las razones es tu tendencia a ser pesimista y a caer en un estado depresivo cuando algo va mal. Aprende a reírte de tus errores y trata de ver el lado positivo de las cosas.
Siempre consciente del paso del tiempo, no puedes soportar estar sin una ocupación válida y valiosa. Pero es aconsejable que te tomes tiempo de vez en cuando para relajarte; de lo contrario, corres el riesgo de sufrir tensiones nerviosas.

 Mercurio en cuadratura a Neptuno

Tienes problemas a la hora de discernir entre lo que es real y lo que es irreal, ya que tus fantasías e imaginaciones tienden a interferir con tu capacidad de pensar lógicamente. Naturalmente, esa tendencia a cierto grado de engaño, tanto a ti mismo como a otros, es algo que tienes que cuidar para evitar complicaciones y conflictos.
Debido a experiencias dolorosas causadas por esa falta de realismo, te sientes inseguro y prefieres huir de la insoportable realidad de la vida cotidiana. No es sorprendente pues que tu temor a la responsabilidad cause problemas tanto en tus asuntos emocionales como en tu profesión o actividad laboral. Pareces ser incapaz de mirar la vida con ojos realistas. Tiendes a emplear argumentos supuestamente lógicos para convencerte de que una realidad desagradable no existe.
Hasta que no aprendas a mirar al mundo directamente, tu progreso será limitado. Debido a tu extrema sensibilidad, los problemas superficiales toman proporciones exageradas en tu vida. Te ayudará agudizar tus facultades intelectuales para desarrollar más confianza en ti mismo, y tienes que ser completamente honesto contigo mientras desarrollas tu potencial, para que puedas entender tus limitaciones.
Ten cuidado en tus alianzas románticas, porque tu imaginación te puede engañar fácilmente, y un interés casual de otra persona te puede parecer como «el gran amor». Lo más importante es que no te comprometas definitivamente hasta que la otra persona haya demostrado su sinceridad, ya que te dejas atrapar fácilmente por tu deseo de encontrar una «princesa encantada» y vivir una historia de amor de cuento de hadas.

Venus en trígono a Júpiter

Tienes una manera de ser encantadora y una actitud interior equilibrada que te permite ver a la gente y las circunstancias con optimismo. Rara vez te sientes perturbado por elementos negativos, porque tienes fe que al final todo saldrá bien. La alegría que se respira en tu presencia es contagiosa, y la gente se siente agradecida por tu disposición generosa y conciliadora que, en muchos casos, le ayuda a salir de estados de depresión y a olvidar sus problemas.
Posees un fuerte sentido de la ética y de la buena conducta, lo cual de hace rehuir de individuos de porte vulgar u obsceno. Disfrutas de la buena comida, de la compañía de personas cultas y amables, y de todo lo que hace la vida cotidiana más agradable. Sientes atracción por gente que respeta los valores tradicionales y que muestra en su trato personal honestidad y sinceridad.
Tu talento en el trato con los demás te facilita trabajos de cara al público, como por ejemplo empresas artísticas o profesiones al servicio de las necesidades y los deseos de la gente. Sabes muy bien lo que quieres lograr en la vida, y debido a que no te importa ajustarte a las circunstancias, es probable que obtengas lo que necesitas con cierta facilidad.
No obstante, el contacto entre estos dos planetas indica también que tus sentimientos pueden ser caprichosos e inquietos, de modo que la felicidad conyugal no está siempre asegurada. Debes cuidar esa faceta tuya y cultivar la constancia sentimental. Conténtate con lo que tienes, y no mires siempre al otro lado de la valla. El césped allí no es más verde.

Venus en trígono a Urano

En tus relaciones con otras personas necesitas libertad para tu desarrollo personal y, por tanto, no soportarías mantener mucho tiempo un vínculo que te limite en exceso. Andas buscando constantemente lo estimulante y fascinante de la vida, y la búsqueda de estos valores hace que los amigos sean importantes para ti (los cuales suelen ser personajes originales e individualistas). Rechazas la amistad «normal», porque deseas una comunicación amistosa que te permita olvidar las limitaciones de la vida cotidiana. Con tus amigos te muestras muy tolerante y abierto, y no sueles ser posesivo.
Tu ideal es vivir de tal manera que veas satisfechas tus necesidades y a la vez tenga un efecto beneficioso para el mundo. Tus valores personales están basados en una perspectiva social, y el mundo te preocupa y te interesa. Tiendes a ser simpático y afectuoso con la mayoría de la gente, aunque tus sentimientos suelen adquirir una forma de amor difuso, de orientación universal.
En el campo profesional concedes gran importancia a la creatividad, ya que posees buen gusto, dentro de unas connotaciones muy personales. Se trata de expresarte a través de tu actuación, resultando adecuadas para ti las artes gráficas, la moda, la publicidad, etc. También los trabajos relacionados con la comunicación o la enseñanza podrían ser interesantes para ti.

Marte en sextil a Saturno

Sabes usar tus energías y talentos con eficiencia y sabiduría. Planeas tus actividades cautelosamente, y, sin dejar nada al azar o la suerte, sueles conseguir lo que te has propuesto sin grandes dificultades. Parece que la influencia de Marte se atempera y te hace más controlado, ordenado y adaptable, mientras que la de Saturno te vuelve más enérgico y emprendedor.
Te preocupas poco por tu comodidad personal, y te dedicas a cualquier tarea con absoluta determinación; por consiguiente, existen pocos trabajos que no seas capaz de llevar a cabo con éxito. Disfrutas de la disciplina y de las obligaciones, y, en tu opinión, las limitaciones son en realidad retos y oportunidades, no desventajas.
Sientes atracción por personas maduras que saben lo que quieren y demuestran su disposición a cumplir con todas las responsabilidades de una vida en familia. Por tu parte, te inclinas a una relación íntima tradicional, y esperas de tu pareja que tome vuestra relación tan en serio como tú.

Júpiter en cuadratura a Saturno

Tienes dificultades a la hora de juzgarte a ti mismo y valorarte adecuadamente en comparación con los demás. Es probable que la influencia de tus padres te llevara a creer que eras menos competente que otros y que tenías que someterte a aquellos que poseían «obviamente» más talento. Ahora, tu conducta indica una falta de valor para persistir cuando se te presentan reveses. Deja de mirar siempre hacia los logros de los demás e intenta llegar a tus propias metas. La verdad es que no te faltan las cualidades, sino solamente confianza en ti mismo.
No te sirve de nada buscar excusas; debes comprender que únicamente el esfuerzo dará resultados. Si fijas tus objetivos dentro de tus posibilidades, puedes conseguir mucho más de lo que te imaginas. La fe es tu aliada más poderosa cuando parece fallar todo, y  te sostendrá en los tiempos más difíciles.

Saturno en cuadratura a Neptuno

Tu personalidad parece estar dividida entre cualidades y tendencias contradictorias. A veces estás «en otro mundo», carente de ambiciones y deseos mundanos, y, en ocasiones, pareces ser una persona intrigante y calculadora que no vacila en utilizar cualquier medio para lograr sus metas.
Tienes miedo de aceptar responsabilidades, porque no estás seguro de tus capacidades y no sabes si podrás cumplirlas adecuadamente. Sufres perturbaciones emocionales debido a esas ansiedades imaginarias, lo cual puede ser un problema a la hora de buscar una profesión. Debes aprender a amarte a ti mismo y tener más confianza en tu propia voluntad y fuerza. Cuando veas al fracaso como a un pilar del éxito y una oportunidad de aprendizaje, estarás en el camino hacia contribuciones más significativas que te otorgarán la confianza en ti mismo que te falta.
Busca el consejo de un buen amigo para que te muestre cómo manejar tus recursos eficientemente y sacar el máximo provecho de ellos.

Urano en cuadratura a Plutón

Serás muy sensible a las fases del ciclo Urano/Plutón. Urano tarda 84 años en recorrer la órbita alrededor del Sol, mientras que Plutón emplea 248 años, por lo que sus aspectos no son frecuentes. Debido a que Plutón tiene una órbita irregular, el ciclo varía en el tiempo que tarda. La última vez que ambos planetas estuvieron juntos en conjunción fue en 1966 y la vez anterior, fue en 1851 y, anteriormente, en 1710. En el momento actual, las fases de cuadratura y oposición del ciclo llegan en intervalos de aproximadamente 30 años. El contacto entre estos dos planetas traerá cambios dramáticos y revolucionarios. Se descubrirán, y se utilizarán, nuevas y revolucionarias formas de poder. En 1966 por ejemplo, se produjeron los movimientos pacifistas, la revolución de los ordenadores, la automatización de las granjas, etc., una buena expresión de la naturaleza del signo Virgo, donde se produjo la conjunción. Como parte de una generación entera nacida con este contacto, tu misión podrá estar relacionada con formas revolucionarias de consciencia y con una total reevaluación de la visión colectiva del planeta Tierra.


Nota: Como utilizar el Horóscopo Diario del Blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena