Astrología

miércoles, 22 de octubre de 2014

Horóscopo del 23 de Octubre del 2014. Sol, Luna y Venus entran en Escorpio y Luna Nueva.

Sol en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a otros.

 Libra es un signo cardinal, facilitando de esta forma dirigir tus energías hacia nuevos objetivos y situaciones. No obstante, prefieres planear tus actividades junto a otros, ya que no te gusta estar solo. El planeta Venus, el regente de Libra, hace que irradies cualidades placenteras, siempre en busca de la armonía  –tanto para ti mismo como para los demás–, porque odias las polarizaciones y situaciones conflictivas, cuya utilidad no ves por ninguna parte. Te encuentran siempre en el centro (de la balanza). Sueles ser bastante encantador, con buen gusto, y siempre deseas enseñar a otros la manera cómo deben vivir o pensar equilibradamente, aunque a veces haces esto porque dudas de ti mismo, ya que no siempre sabes cómo debes mantener en equilibrio los platillos de la razón y del sentimiento.
Aprecias con naturalidad la belleza en todas sus formas  –un cuadro de arte, una pieza musical o la gracia de una bailarina–, admirando la expresión equilibrada de elementos distintos, incluso contrapuestos.
Venus es la diosa del amor, y con el Sol en su signo eres amable y cordial, dejando hablar gustosamente a tu corazón, no sólo emocionalmente, sino también racionalmente. Por tanto, puedes ser un buen mediador que pone fin a riñas, y un buscador de soluciones aceptables para todas las partes enfrentadas. Gracias a tu naturaleza afectuosa puedes tener un notable éxito en profesiones que requieran del contacto humano.
Libra es un signo de aire. Por consiguiente, utilizas la razón para crear visiones de una sociedad humana regida por la comprensión y la tolerancia. Harás todo lo posible para realizar tus ideales, tanto en tu profesión como en tus relaciones. Tu sentido de la justicia y tu carácter diplomático son una garantía para contar siempre con la ayuda de algún amigo.


Sol en Escorpio desde las 11:58 GMT.

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos.

Con el Sol en Escorpio, te motivas por tus emociones  –y tus pasiones–; por lo tanto, sueles ser bastante imprevisible. Vives con intensidad y tratas de penetrar profundamente en los secretos de la vida, como la muerte y la sexualidad. Igualmente te atraen las ciencias ocultas y la psicología, siempre en búsqueda de las últimas respuestas a las primordiales preguntas acerca de nuestra existencia.
Tu naturaleza psicológica es sumamente compleja, incluso contradictoria: el coraje se combina con el temor, a menudo conduciendo a la paranoia; una intensa pasión hierve al lado de un obsesivo deseo de autocontrol; y la compasión coexiste con la tendencia a la venganza.
La mayor fuerza que posees como Escorpio es tu capacidad de regeneración y transformación, simbolizada por el fénix que se levanta de las cenizas, y probablemente no exista ninguna crisis que no puedas superar. Tu cualidad de intensa y apasionada devoción es una espada de doble filo; puedes utilizarla para manipular y humillar o para dirigir y apoyar a otros. Por tanto, es esencial que actúes por motivos nobles, porque eres capaz de causar estragos si tu visión se nubla debido a ambiciones egoístas.


Luna en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a otros.

Con la Luna en Libra, sientes la fuerte necesidad de ser amado y vivir en armonía con tu entorno. Y para sentirte emocionalmente tranquilo intentas siempre equilibrar y armonizar las polaridades. Detestas los conflictos y estás dispuesto a hacer todo lo posible para evitarlos y mantener un ambiente de paz y tranquilidad, lo cual implica el peligro de nunca querer definir o defender una postura concreta, y, por tanto, puedes dar la impresión de ser una persona sin principios.
Reaccionas a tu entorno y a todas las experiencias con objetividad y un fuerte sentido de imparcialidad. Antes de reaccionar sueles considerar una situación desde todos los puntos de vista, lo cual puede resultar en cierta indecisión. Sientes ansiedad por complacer y ver el punto de vista de la otra persona. Siempre necesitas alguien a tu lado, ya que las relaciones humanas te brindan la seguridad interna que estás buscando. Te sientes incómodo al estar a solas por mucho tiempo, pero demasiado énfasis en una conducta cortés puede inhibir la espontaneidad de tus reacciones emocionales y una intimidad verdadera.


Luna en Escorpio desde las 21:11 GMT.

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

Con la Luna en Escorpio, reaccionas con intensidad y lo que podríamos llamar «pasión controlada». Tus sentimientos son profundos, pero los guardas como si de un tesoro secreto de incalculable valor se tratara. No eres nada demostrativo en lo que se refiere a revelar lo que sientes, principalmente porque temes hacerte vulnerable y perder el control, lo cual puede conducirte a estados de represión emocional y una falta de capacidad de dar de ti mismo. Debes volverte consciente de este problema, porque la Luna se nutre cuando da o recibe intensa energía emocional, pero en Escorpio manifiesta la tendencia a reprimir esa necesidad.
Sin embargo, sientes la irresistible necesidad de averiguar lo que sienten y piensan los demás, y tu capacidad de penetrar profundamente en su psique te permitirá comprender sus motivaciones más ocultas, aunque no siempre puedes estar seguro de no equivocarte, ya que tiendes a dejar correr tu imaginación y ver todo tipo de motivos inexistentes.

Mercurio en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a otros.

Con Mercurio en Libra, sabes comunicarte de forma distinguida y diplomática, esforzándote por llevar paz y armonía a tu entorno. Por consiguiente, no es sorprendente que otros busquen tu consejo para resolver conflictos o quieran que seas el arbitro en todas las situaciones conflictivas. Defiendes la justicia, y con tu honestidad ganas muchos amigos.
Sin embargo, tu deseo de evitar cualquier confrontación puede resultar en cierta ambigüedad por tu parte, ya que no quieres definir claramente tus actitudes u opiniones, dejando siempre una puerta abierta. Tienes que comprender que a veces es necesario decir sin rodeos lo que realmente piensas, incluso si eso significa que algunos «amigos» te den la espalda. A la larga, es mejor tener un círculo de unos pocos amigos verdaderos que estar rodeado de gente que no está dispuesta a apoyarte a la hora de la verdad.

Venus en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a otros.

Con Venus en su propio signo, expresas tu afecto de forma desenfadada, encantadora y equilibrada. Hombre de mundo, amas el decoro y la etiqueta, pero lo que más te gusta es hacer amistades. Necesitas –más que otras personas– recibir cariño y afecto, tener una relación amorosa armoniosa y sentirte aceptado y amado.
Te encantan los acontecimientos sociales y las fiestas de todo tipo, porque te ofrecen la oportunidad de hacer nuevos contactos y ampliar tu círculo de amigos, lo cual no te presenta ningún problema, ya que tu presencia hace muy viva y grata tu impresión en los demás.
La armonía es para ti algo muy importante. Siempre buscas una salida pacífica a una situación conflictiva, y tratas de evitar las acciones, personas o cosas crudas y violentas, cosa que no siempre es posible y que puede causarte ansiedad y frustración.


Venus en Escorpio desde las 20:53 GMT.

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales.

Con Venus en Escorpio expresas tu afecto de forma intensa, apasionada e, incluso, obsesiva o posesiva. El impulso de obtener placer está coloreado por deseos ardientes, sentimientos profundos y emociones compulsivas. Tu lema en el amor es: todo o nada. El reto consiste en llegar a dominar tus pasiones que tienden a ser ciegas y violentas, causandote daño a ti mismo y a tu pareja. Demandas mucho de una relación, y debido a que estás dispuesto a darte por completo, esperas lo mismo de la otra persona.
Sin embargo, tu necesidad de dar y recibir amor, o de relacionarte con los demás socialmente, puede verse impedida por tu inclinación a no confiar en el otro o a guardar tus propios sentimientos en secreto. Para sentirte verdaderamente cerca de otra persona, sientes la necesidad de utilizar tu potente poder emocional para penetrar hasta el fondo de la relación e investigar todos los rincones de la psique.

Marte en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Marte en Sagitario, afirmas tu presencia y expresas tus deseos de forma franca, enérgica, impulsiva y, a veces, brusca, sin mucho tacto. Tus guías son tus convicciones filosóficas y tus aspiraciones, y tus acciones suelen estar motivadas por tus ideales o una visión del futuro. Buscas la aventura, tanto a nivel físico como a nivel psíquico, y tu iniciativa e ímpetu son coloreados por una necesidad expansiva de automejoramiento y de explorar nuevos horizontes.
Por consiguiente, te gusta viajar –más lejos mejor– y expandir tus conocimientos por medio de estudios, cursillos, libros etc. Tiendes a defender tus convicciones con fuerza, a veces incluso fanatismo, y debes tender cuidado de no intentar imponer tu punto de vista a los demás bajo el pretexto de servir a la verdad. No obstante, por lo general eres una persona encantadora que se lleva bien con sus semejantes y es conocida por su franqueza y honestidad.

Júpiter en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Júpiter en Leo, buscas el crecimiento interior y exterior por medio de la actividad creativa, expresando tu vitalidad exuberante y animando a otros. Te encantaría elegir una profesión que fuese expresiva y creativa. Siempre dramático, eres el actor y vendedor nato –de naturaleza cálida, gregaria y ruidosa–. Un tanto orgulloso, sientes la necesidad de expresar tus sentimientos y emociones abiertamente, con la esperanza de que tengan un efecto en los demás. Te sientes destinado a ocupar posiciones de liderazgo, convencido de tu valor interior, pero debes evitar desarrollar una fe excesiva en la importancia de tu propio papel.

Saturno en Escorpio

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. 

Con Saturno en Escorpio, te resulta difícil reconocer o admitir impulsos de egoísmo, sexualidad o contracorriente de cualquier tipo. Buscas establecer y preservar tu yo a través del control de las pasiones más potentes y otras reservas de energía. Cierta rigidez y un flujo «congelado» de sentimientos pueden ser el resultado, y prevenir la experiencia de una profunda satisfacción emocional en la vida. Sientes la necesidad de defender y proteger tu estructura emocional a toda costa, lo cual puede ir en contra de tus objetivos y bloquear una relación personal e íntima con otra persona.
Para superar tu naturaleza inferior, es decir los instintos animales y apegos materiales, deberías, en primer lugar, reconocer su existencia y luego intentar sublimarla por medio de la práctica del yoga y el desarrollo de una conciencia espiritual. Puedes ser muy testarudo y lanzarte ciegamente a la ruina antes de aceptar un buen consejo. No te tomas nada a la ligera, y en todo buscas un sentido y una profundidad, aunque lo haces de forma demasiado seria y egocéntrica. En vez del humor sano, prefieres la ironía y el sarcasmo, lo cual te puede hacer insoportable, incluso temible. Si eres fatalista y ya no crees en nada, lo más probable es que todavía no hayas descubierto la mina de fuerzas espirituales en tu interior.
Ten cuidado de no trabajar hasta el agotamiento para lograr tus metas ambiciosas y, en el camino, arrastrar a otros exigiendo demasiado de ellos. Y procura no ceder ante la tentación de emplear medios ilegales para conseguir lo que quieres. «Pero la sangre no tiene que llegar hasta el río.» Si aprendes de tus experiencias y sacas las conclusiones correspondientes, tu vida mejorará notablemente.
Por el lado positivo, sabes muy bien manejar tus recursos, tanto los tuyos como los de otras personas, y podrías ser un magnífico administrador o consejero financiero, abogado o gestor. Gracias a tu perseverancia de acero y tu gran autodisciplina, el éxito está prácticamente garantizado. Tu fuerza de voluntad te deja llegar a cualquier meta que te hayas propuesto.

Urano en Aries (Retrogrado muestra dificultad para mostrar estas tendencias).

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Aries desde 1.928 hasta 1.935, marcando a una generación que destaca por su fuerte deseo de hacerse intelectualmente independiente. Un espíritu autónomo os empodera a explorar la verdad sin reservas. No vaciláis en renunciar a ideas y métodos que hayan demostrado ser anticuados o ineficientes.

Neptuno en Piscis (Retrogrado muestra dificultad para mostrar estas tendencias).

Neptuno tarda 165 años en recorrer la órbita alrededor del Sol y aproximadamente 14 años en pasar por un signo. Su influencia afecta a una generación entera y se asocia con una nueva consciencia sensual y espiritual y con una mayor compasión en conexión con el signo en el que se encuentra. La mayor parte de la gente notará esta influencia de modo colectivo, pero los que tienen su Ascendente en Piscis, lo experimentarán de una forma más personal.
Neptuno pasa por Piscis de 1848 a 1862 y volverá del 2012 al 2026. Habrá una renovación espiritual profunda en estos periodos, debido a nuevos conceptos que socavarán las creencias aceptadas, sobre todo el Cristianismo. A escala colectiva, hay una elevada sensibilidad espiritual y sensorial, que se manifestará creativamente en el arte y la música. Habrá una nueva y sutil opinión sobre la naturaleza de la realidad y el destino de la humanidad.
Si fueras capaz de canalizar esta influencia en tu vida personal, ésta se expresará mediante una necesidad profunda de transcender los asuntos terrenales y de definir tu vida mediante valores espirituales, sociales o creativos. Quizás se produzca algún sacrificio especial en tu vida o una situación especialmente infeliz que aumente tu naturaleza espiritual. Será difícil que lleves a la práctica tus ideas, a lo mejor porque el sentido de tu vida tiene que ver más con alguna forma de servicio cósmico que con ninguna otra cosa. Esto te puede llevar a retirarte por completo de la sociedad o a tener una profunda vida interior.

Plutón en Capricornio (Retrogrado muestra dificultad para mostrar estas tendencias).

La órbita de Plutón alrededor del Sol es irregular y dura aproximadamente 248 años. Cuando Plutón está más cerca del Sol tarda sólo 12 años en pasar por un signo, pero cuando está mucho más lejos, tarda unos 30 años. Esta influencia se notará colectivamente a un profundo nivel en la sociedad y traerá traumas, transformaciones y renovaciones, dependiendo del signo en el que esté. Los individuos con su Ascendente en Escorpio podrán experimentar esta influencia de un modo personal. Si no, este efecto se expresará como una influencia subyacente en toda una generación.
De los años 1762 a 1779 y del 2009 al 2024, Plutón transita por el signo Capricornio provocando cataclismos en las estructuras políticas y la muerte de viejos partidos políticos que ya no son útiles. En estos tiempos se colapsan los regímenes decadentes y surgen otros nuevos, despiadados. En el mundo de los negocios, habrá muchos trastornos cuando nuevas estrategias financieras reemplacen a antiguas prácticas de negocios y puntos de vista económicos. Éste será un momento de caída de la autoridad.
Si canalizas esta influencia de modo personal, estarás motivado por una enérgica ambición con el propósito de reformar la sociedad. Esto te llevará a conflictos de vida o muerte con los poderes actuales. Sin embargo, tendrás la capacidad de utilizar argumentos compulsivos en favor de reformas institucionales. Una gran transformación tendrá lugar en tu vida cuando te encuentres en un callejón sin salida en el campo profesional y cambiarás totalmente de dirección. En el camino hacia la madurez, tendrás que aceptar una pérdida de poder y de influencia.

Nodos lunares en Libra y Aries 
Libra prefiere planear sus actividades junto a otros, buscando la armonía –tanto para si mismo como para los demás–, porque detesta las polarizaciones y las situaciones conflictivas, mientras que Aries no duda en abrirse camino hacia delante, incluso a costa de los demás, para llegar a la meta que se ha propuesto.

El Nodo lunar norte en Libra y el Nodo lunar sur en Aries indican que la lección que te espera en esta vida consiste en desarrollar un espíritu de compromiso y sacrificio, dejando de poner tu independencia personal encima de cualquier otra consideración. Tienes que aprender a tener en cuenta los deseos y necesidades de los demás, en vez de perseguir implacablemente tus propios objetivos y defender tu punto de vista particular.
En el pasado, desarrollaste un fuerte sentido de identidad, rozando al egoísmo, y siempre fuiste fiel a tu visión de la realidad, siguiendo tu propio camino, independientemente de si otros te siguieron o no.


Ahora, el reto consiste en dominar ese impulso de siempre ser el primero y adaptarte a las exigencias de tu entorno. El compromiso forma parte de una convivencia sana y madura. No te será fácil sacrificar tus propios intereses para complacer a otros, pero ésa es precisamente la lección que tienes que aprender para crecer internamente. Tienes que comprender que no estás solo y que compartir no significa perder. Todo lo contrario, quien da todo, lo recibe todo.






ASPECTOS MÁS IMPORTANTES AL MEDIODÍA

Sol en conjunción a la Luna

Cuando el Sol y la Luna forman una conjunción es Luna Nueva: las energías solares y lunares se funden y hay dificultad en distinguir entre lo instintivo e innato, los sueños y sentimientos y las realidades del mundo exterior. También señala el comienzo de un nuevo ciclo lunar, la oportunidad de integrar las energías masculinas y femeninas, el ánimus y el ánima, en la propia psique para fomentar el crecimiento interior. El contacto estrecho entre el Sol y la Luna indica que dispones de una fuerza interior superior a la mayoría de la gente. Te gusta ser independiente con tendencia a vivir para ti mismo, y es probable que de vez en cuando te aísles mentalmente, cerrándote en tu propio mundo, incluso en ocasiones de una manera real, buscando la soledad. Prefieres apoyarte en ti mismo antes que en las personas que te rodean, ya que necesitas expresar de manera creativa y confiada tu propia individualidad. La imagen que tienes de ti y que quieres dar a los demás te resulta muy importante. Tu habilidad para trabajar tanto con gente mayor como con personas más jóvenes que tú es un verdadero don, y este talento te dota de gran capacidad para mediar entre ambas partes y resolver conflictos generacionales. Te motivas por tus propios medios, y eres capaz de cuidarte  y llevar tu autonomía a un grado elevado. Aunque posees creatividad y originalidad, cuando te obstines demasiado, procura reflexionar; tal vez es mejor que retrocedas.
En cuanto a la vida afectiva se refiere decirte que no estaría de más dar un poco de «amor» a los demás y dejar de estar siempre esperando «recibir», ya que a veces te dejas llevar por tus sentimientos que tienden a ser centrados en tu propia yo. Te sientes a gusto con tu personalidad y tu temperamento, pero tus tratos personales pueden ser algo fríos, ya que prefieres mantener cierta distancia. No permites a nadie que se meta en tu vida privada, y, por lo general, a ti tampoco te interesan los asuntos íntimos de los demás. En tus relaciones sueles evitar dar el primer paso. Quien quiera conocerte debe tomar la iniciativa, pero eres tan sensible y tienes tanto miedo de que tus sentimientos pueden ser heridos que te cuesta establecer una relación profunda. Merece la pena trabajar en superar esa tendencia, porque tal vez un día te encontrarás solo cuando estés en apuros y te gustaría poder acudir a una persona de confianza y abrir tu corazón.

Sol en conjunción a Venus

La fusión de estas energías muestra que, en cuanto a la autoestima se refiere, estás bien servido, ya que no te falta. Sabes muy bien que los demás te aprecian sólo por tu buena presencia, prácticamente sin tener que hacer nada por ello, y, como consecuencia, existe en ti una tendencia a la vanidad y al narcisismo. No obstante, posees una gran ansiedad por ser reconocido y apreciado, y no te importa adaptar o cambiar tu apariencia, si eso sirve para lograr este reconocimiento. En reuniones sociales te aseguras de hacer notar tu presencia y establecer contacto con la gente importante, especialmente si crees que su benevolencia te puede ser útil en el futuro. Tu sentido de la selección y tu innato buen gusto indican que sabes reconocer tanto las cosas más hermosas como las más desagradables. Eres experto en todo lo que posea calidad y belleza. Tu admiración por personas de autoridad (otros hombres principalmente), y por tus superiores en general, hace que seas bien acogido en cualquier esfera social. Tu carácter es afectuoso y jovial, delicadamente equilibrado, lo que hace de ti una persona refinada. También posees cierta inclinación artística (y condiciones para ello), especialmente en el área musical. Te resulta fundamental entregar y recibir afecto, incluyendo tu bien desarrollada sociabilidad y tu necesidad de contacto y de intercambio. En presencia de personas que no conoces, muestras tacto y cortesía, mientras que frente a la persona que amas, te muestras radiante y logras aparecer tal como eres. De todas formas (y debido a tu gran capacidad para el compromiso), procura no adaptarte demasiado, sino que trata de ser tú mismo y mostrarte tal como eres.

Sol en sextil a Marte

Dispones de tanta energía que podrías hacer el trabajo de dos personas. Sueles manifestar tu opinión con cierta intensidad cuando estás convencido de algo, pero al mismo tiempo estás abierto a las sugerencias de los demás comprendiendo que sus ideas son probablemente tan válidas como las tuyas. La comunicación es tu lado fuerte, y, aunque puedes ser un tanto intenso en tus expresiones, sabes relacionarte de una manera tan refinada que los demás no suelen sentirse amenazados. Rara vez eres defensivo, porque estás bien seguro de lo que sabes. Buscas la compañía de personas suaves que pueden compensar por tu agresividad, y aunque tus deseos físicos son bastante fuertes, prefieres conocer a una persona bien antes de iniciar una relación íntima.

Sol en trígono a Neptuno

Estás dotado de múltiples talentos en diversos ámbitos artísticos y creativos (música, pintura, literatura, danza, teatro...); sin embargo, es probable que te resulte difícil concentrarte y disciplinarte en la medida suficiente para convertirte en maestro de algo en lugar de tener muchos oficios pero no dominar ninguno. Las ideas te brotan fácil y naturalmente, y las adoptas con entusiasmo, pero sólo para dejarlas rápidamente de lado cuando otras nuevas vienen a reemplazarlas. Parece ser que falten en tu vida el compromiso y la perseverancia, y que tu energía se fragmenta al orientarse en demasiadas direcciones a la vez.
Gracias a tu intuición penetras con facilidad en los seres que te rodean y «sientes» sus motivaciones, lo cual puede ser causa de que la atmósfera de tu entorno influya mucho en tu estado de ánimo y en tu bienestar. El reto consiste en clarificar la dirección en que has de seguir. Una vez que lo veas claro, deberías ser capaz de encauzar tus energías y talentos hacia el logro de tus objetivos. Puede que tengas la necesidad de ser más práctico, para no desperdiciar tus talentos y acabar siendo un «soñador visionario», corriendo tras tu propia imaginación, sin que llegues jamás a contenerla dentro de una forma concreta.
En tus relaciones personales valoras la libertad emocional y la confianza como componentes naturales del ideal del amor romántico. Tiendes a ser emocionalmente fiel y a dar prioridad a las virtudes de un entorno familiar cercano y afectuoso. Tu empatía se suma a los sentimientos de proximidad con tu familia y tus amigos, con quienes te sientes muy identificado.

 Luna en conjunción a Mercurio

El contacto estrecho entre la Luna y Mercurio señala emociones fuertes y una imaginación fértil que sabes expresar de una variedad de formas. Te gusta estar entre gente y disfrutar de distintas relaciones, y gracias a tu habilidad de comprender y responder a sus deseos y necesidades, enseguida sueles dar la impresión de ser un hombre simpático y comprensivo, siempre dispuesto a echar una mano.
Tu fuente principal de conocimiento es la experiencia, aunque tu capacidad de absorber información mediante el estudio es superior a la de la mayoría de la gente. No conoces el aburrimiento, ya que te adaptas con facilidad a nuevas condiciones y miras hacia delante con la esperanza de conseguir nuevas oportunidades para el crecimiento.
Es probable que te resulte difícil separar tus sentimientos y tu intelecto, lo cual implica que, en ocasiones, tus emociones alteran la claridad de tus pensamientos, o, a la inversa, que tu acercamiento intelectual interfiera con algo que tendría que haber sido una simple reacción emocional.
Gracias a tu amabilidad, te resulta fácil llevarte bien con prácticamente todo el mundo, incluso aquellas personas que supuestamente son tus competidores. Rara vez te sientes amenazado por los retos, porque estás seguro de lo que sabes, y no aceptas retos si no sientes la seguridad de poder salir del desafío con éxito. En las conversaciones contigo, la gente se siente cómoda; incluso podría revelarte sus secretos más guardados, ya que eres un buen oyente y sabes ganarte su confianza. Sin embargo, esta combinación planetaria te hace propenso a violar esa confianza involuntariamente. Así pues, debes tener cuidado.

Luna en conjunción a Venus

Relacionarte con la gente parece ser lo más natural del mundo para ti. Los demás te quieren de una forma espontánea, quizás porque perciben que tú también los aprecias y que te preocupas de ellos. No esperas necesariamente que el otro dé el primer paso, ya que sabes que eso puede ser difícil para algunos. Eres muy sensible y te sientes herido cuando te tratan de una forma tosca. Si no tienes cuidado puedes volverte demasiado «agradable» lo cual puede provocar sospechas en cuanto a tus intenciones.
Cualquier profesión que te ponga en contacto con el público puede conducirte al éxito. Te ganas la confianza de los demás porque demuestras un interés genuino por sus vidas.
Gozarás de relaciones emocionales placenteras, pero posiblemente tiendes demasiado a gratificar tus propios sentidos en vez de aceptar la disciplina necesaria para compartir el esfuerzo de una vida de pareja.

Luna en sextil a Marte

Dispones de una inmensa energía y vitalidad, una intensidad emocional que puede resultar tanto atractiva como irritante. Eres consciente de ello, y te esfuerzas por dominar tus impulsos. Aunque ocasionalmente pierdes los estribos y te enojas, no sueles mantener rencores; prefieres aclarar la situación y hablar sobre las diferencias que puede haber entre ti y la otra persona. De todos modos, siempre dejas la puerta abierta para poder restablecer la comunicación en el futuro.
Para tus seres queridos eres un compañero fenomenal, siempre entusiasta y preocupado por su bienestar, y también con la mayoría de tus amigos y socios te llevas bien. Tu vulnerabilidad emocional da evidencia de que eres humano y no indiferente a los sentimientos de los demás. Debido a que aprendes de tus experiencias, el futuro es prometedor en cuanto a tu desarrollo personal.
Tu habilidad de pensar dos veces antes de actuar, sabiendo que probablemente tu primera reacción es demasiado emocional, te permite evitar en tus tratos personales complicaciones innecesarias. Puedes tener éxito en cualquier profesión que te ponga en contacto con la gente.

Luna en sextil a Júpiter

Dispones de una considerable habilidad intelectual que, modificada por una buena dosis de sensibilidad, hace tu personalidad variada y excitante. Sabes manejar a la gente, y tus amigos y compañeros te aprecian porque nunca olvidas aquellos que te han prestado alguna vez su ayuda.
Tienes el don de sacar provecho de todo tipo de experiencias y convertir lo que has aprendido en una herramienta para un uso futuro. Tu excelente memoria puede ser una gran ventaja a la hora de elegir una profesión, la cual podría estar en el campo de la medicina, de la educación, de las relaciones públicas o del servicio a personas necesitadas o minusválidas.
Tu trato personal es cálido, sincero y honesto, y tienes la esperanza de encontrar una pareja que sea una verdadera compañera, una mujer con la cual puedas compartir las grandes y pequeñas cosas de la vida. Debido a tu naturaleza sumamente optimista puedes dar la impresión de ser algo orgulloso, pero siempre eres humilde en tu deseo genuino de ser útil y de ayuda para cualquiera que acuda a ti para recibir guía y protección. No sueles juzgar a las personas por sus debilidades, ya que puedes ver lo potencialmente bueno en la gente.

Luna en trígono a Neptuno

Tu vida interior es un mundo de imaginación y fantasía. Eres emocional y sensible, y posees un sentido innato para saber lo que la gente desea, y a veces llegas a expresar tu creatividad de un modo casi profético, ya que sabes intuitivamente transformar los estímulos exteriores en creaciones artísticas que comunican tu experiencia estética a los demás.
Interiormente intentas vivir en armonía con «la melodía de la vida», sincronizando tu esencia espiritual con el plan superior que guía nuestra existencia, aunque no eres necesariamente un fanático religioso. Tu preocupación principal consiste en encontrar vías para contribuir activamente a la evolución espiritual de los demás.

Mercurio en sextil a Júpiter

Tu capacidad mental es extraordinaria, marcada por una sed insaciable de adquirir conocimiento y aplicarlo de una manera práctica y, si es posible, beneficiosa para los demás.
Te fascinan las tareas en las que puedes utilizar tus facultades intelectuales, y casi siempre encuentras soluciones, incluso a los problemas más difíciles. Tu facilidad de habla y tu sentido de la justicia indican que una profesión relacionada con la palabra escrita o el derecho puede ser muy adecuada.
Siempre en búsqueda de nuevos horizontes, los viajes serán una valiosa fuente de experiencias para ti. Así podrás contrastar diferentes culturas y llegar a una visión más amplia del mundo.

Mercurio en oposición a Urano

Dispones de una tremenda vitalidad intelectual que, sin embargo, a menudo se puede convertir en brusquedad y el «talento» de provocar la ira de los demás. Muchas veces piensas que tu opinión es la única válida y te resientes cuando otros cuestionan tus ideas. Estás tan acostumbrado a ir por tu propio camino que te niegas a hacer ningún compromiso, incluso sabiendo que así podrías restablecer tu paz interior. Si no llegas a corregir esta actitud de «saberlo todo», acabarás estando solo.
La llave que abre la puerta del éxito es el compromiso. La ciencia, la educación, la filosofía y la psicología son campos en donde puedes descubrirte a ti mismo. Y las contribuciones que puedes hacer en estos campos te convencerán que la actitud de encontrarse con otros a mitad del camino es la garantía del éxito, tanto en el nivel profesional como en la vida personal.
Aprende a controlar tu temperamento, y párate de vez en cuando. Tu sistema nervioso es delicado, y cuando tus nervios sufren un «cortocircuito», eres el perdedor.

Mercurio en cuadratura a Plutón

El aspecto tenso entre Mercurio y Plutón señala, como todos los contactos entre estos planetas, una mente profunda y penetrante, pero con un rasgo de mordacidad y brusquedad ofensiva.
Debes aprender a disciplinar tus pensamientos y aceptar los buenos consejos de los demás, sin sospechar de sus motivos innecesariamente. Odias que los demás te prueben, aunque te encanta descubrir sus pequeños secretos. De hecho, a veces te obsesionas con el intento de dominar la vida de los demás, y no vacilas en emplear cualquier método para conseguir su sumisión.
No te resulta fácil concentrar tu mente en un tema en concreto por mucho tiempo, ya que te falta la paciencia para un estudio prolongado. Rápidamente se convierte en una tarea insoportablemente aburrida y dolorosa. No obstante, tienes la capacidad de aceptar responsabilidades, aunque difícilmente bajo la supervisión de otro.
Antes de dedicarte a una profesión, tienes que desarrollar autodisciplina y más equilibrio interno, porque eres propenso, más que otras personas, a cometer errores debido a decisiones precipitadas y a una falta de sentido común. Una vez superados estos obstáculos, podrías aportar una contribución importante en el campo del cuidado del medio ambiente, la medicina o asuntos sociales.

Venus en sextil a Marte

El contacto armónico entre Venus y Marte es indicio de una naturaleza cálida y afectuosa, algo que te ayudará siempre a mantener buenas relaciones con todo el mundo.
Podrías tener éxito en profesiones que precisan el contacto humano, ya que la gente se siente a gusto en tu presencia gracias a tu radiante optimismo y tu sonrisa que muestra al mundo que eres amigable y sin grandes preocupaciones.
Por otro lado, esa visión optimista tiende a disminuir tus facultades del razonamiento lógico. Por consiguiente, eres propenso a ser algo negligente en los asuntos financieros y gastar más de lo que ganas. Cuando te atraen las cosas buenas de la vida, o un capricho, actúas como si tu tesorería no tuviera límites. La prudencia y la conservación son cualidades que merecen la pena ser desarrolladas.
El contacto entre Venus y Marte vigoriza la naturaleza sexual. No cabe duda que tus necesidades físicas son considerables, cosa que no te molesta, pero eso no significa que vayas a satisfacerlas a cualquier precio. Sabes canalizarlas apropiadamente, incluso contenerlas hasta que encuentres la persona adecuada que te pueda ofrecer una relación gratificante y cómoda.
Prefieres gozar de los elementos más bellos de la vida en vez de preocuparte por el lado más oscuro, como por ejemplo en lo que se refiere a tus amistades: mejor retener los recuerdos de los buenos tiempos y olvidar cualquier incidente un poco desagradable.

Venus en trígono a Neptuno

Posees una sensibilidad e imaginación delicadas, pero muy vivas, y la capacidad de usarlas efectivamente, en particular en el campo de las bellas artes, la música, la danza y la poesía. Tienes buen gusto y una gran afición por el mundo artístico, por el misticismo y por las ciencias ocultas, pero debes tener cuidado en no dejarte absorber por la influencia sutil que pueda ejercer esto sobre ti.
Esta configuración planetaria favorece la buena fortuna, y cierto grado de lujo, pero puede convertirse en tu enemiga a través de la imprudencia y la falta de fuerza interior y sensatez.
Te sientes atraído por personas refinadas, de talante artístico y espiritual, y, gracias a tu carácter bondadoso, te resulta fácil aceptarlas en tu vida, incluso aunque tengan defectos, mientras muestren que están sinceramente tratando de mejorar. Por otro lado, esa tendencia a ver siempre lo bueno de la vida, puede llevarte a ignorar los elementos negativos de tu entorno, ya que eres demasiado complaciente y prefieres no involucrarte en algo desagradable. Sería una pena.

Júpiter en cuadratura a Saturno

Tienes dificultades a la hora de juzgarte a ti mismo y valorarte adecuadamente en comparación con los demás. Es probable que la influencia de tus padres te llevara a creer que eras menos competente que otros y que tenías que someterte a aquellos que poseían «obviamente» más talento. Ahora, tu conducta indica una falta de valor para persistir cuando se te presentan reveses. Deja de mirar siempre hacia los logros de los demás e intenta llegar a tus propias metas. La verdad es que no te faltan las cualidades, sino solamente confianza en ti mismo.
No te sirve de nada buscar excusas; debes comprender que únicamente el esfuerzo dará resultados. Si fijas tus objetivos dentro de tus posibilidades, puedes conseguir mucho más de lo que te imaginas. La fe es tu aliada más poderosa cuando parece fallar todo, y  te sostendrá en los tiempos más difíciles.

Júpiter en trígono a Urano

Tu potencial creativo es notablemente superior al de la mayoría de la gente, y sabes movilizar tus talentos para conseguir lo que te hayas propuesto.
La suerte parece acompañarte en todo lo que haces, y posees el don de sacar provecho de cada oportunidad que se te presenta en la vida. Eres independiente y valoras tu libertad; por tanto, te resistes a cualquier intento que limite tu existencia.
En tus relaciones personales eres cálido y sincero, e incluso a tus enemigos (si los tienes) tratas con dignidad. A tu pareja ofreces apoyo espiritual y amor, pero esperas lealtad y honestidad a cambio. La gente te admira por tu disposición a poner tus propios intereses en segundo plano.

Urano en cuadratura a Plutón

Serás muy sensible a las fases del ciclo Urano/Plutón. Urano tarda 84 años en recorrer la órbita alrededor del Sol, mientras que Plutón emplea 248 años, por lo que sus aspectos no son frecuentes. Debido a que Plutón tiene una órbita irregular, el ciclo varía en el tiempo que tarda. La última vez que ambos planetas estuvieron juntos en conjunción fue en 1966 y la vez anterior, fue en 1851 y, anteriormente, en 1710. En el momento actual, las fases de cuadratura y oposición del ciclo llegan en intervalos de aproximadamente 30 años. El contacto entre estos dos planetas traerá cambios dramáticos y revolucionarios. Se descubrirán, y se utilizarán, nuevas y revolucionarias formas de poder. En 1966 por ejemplo, se produjeron los movimientos pacifistas, la revolución de los ordenadores, la automatización de las granjas, etc., una buena expresión de la naturaleza del signo Virgo, donde se produjo la conjunción. Como parte de una generación entera nacida con este contacto, tu misión podrá estar relacionada con formas revolucionarias de consciencia y con una total reevaluación de la visión colectiva del planeta Tierra.

Nota: Como utilizar el Horóscopo Diario del Blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena