Astrología

viernes, 8 de agosto de 2014

Visión budista de los aspectos entre Júpiter y Saturno.

Conjunción
La expansión combina con la naturaleza conservadora. La alegría y el entusiasmo de Júpiter benefician el desempeño de Saturno, al que le desagradan las acciones rápidas. Puede que sea un perfeccionista que hace las cosas poco a poco. Saturno aplaca la energía y generosidad de Júpiter. La conjunción de estos planetas propicia en el individuo la capacidad de ser un excelente organizador. Una influencia negativa lo lleva a ser demasiado quisquilloso en relación con los detalles, aunque esto depende más de la actitud personal que de la conjunción en sí. Júpiter tiende a ser edificante y alegre, de manera que la actitud personal que de la conjunción en sí. Júpiter tiende a ser edificante y alegre, de manera que la actitud crea el marco negativo. La vida del individuo suele estar organizada y tener éxito gracias a este aspecto específico.





Cuadratura
La capacidad de expansión y la estructura conservadora se tensan recíprocamente. El optimismo de Júpiter se complica por el deseo de seguridad. El deseo de control de Saturno domina la buena voluntad y generosidad de Júpiter debido a que Saturno ejerce un efecto más poderoso. La cuadratura provoca que la persona adopte una actitud obstinada y temerosa si sus compañeros y amigos actúan rápidamente. Sus problemas giran en torno a la obsesión por los detalles.

   Los entornos positivos ayudan a que este aspecto sea eficiente. El individuo toma en serio sus responsabilidades y por ende alcanza grandes metas. Por lo general, le resulta mejor emprender tareas en las que trabaje lenta y progresivamente. Su actitud debe tener la confianza necesaria para equilibrar la tensión producida por los problemas relativos al control. La sabiduría de Saturno podrá comprender esto mediante la reflexión. Saturno es un planeta de sabiduría. La influencia benéfica de la cuadratura se desarrolla con bondad, amor y compasión.


Oposición
La expansión y el control están en oposición. Un extremo del péndulo es optimista y el otro, pragmático. Este aspecto puede desempeñar todas sus actividades con gran habilidad. La mentalidad pragmática de Saturno mesura la actividad y la generosidad de Júpiter. El peor lado de esta influencia convierte al individuo en un ser dominante y mandón. Este efecto negativo proviene de la inseguridad. La necesidad de controlar las  cosas domina a la persona. Si uno es consciente de la inseguridad, la oposición se vuelve la herramienta. La persona adquiere una excelente habilidad para examinar las situaciones y trabaja con eficiencia. Cuando este aspecto se une a la actitud compasiva, puede hacer al individuo un excelente supervisor.

Sextil y Trígono
    Júpiter y Saturno se  benefician armónicamente. La estructura se une al entusiasmo alegre. El efecto es similar al de la conjunción, sólo que su influjo no es tan poderoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena