Astrología

sábado, 17 de mayo de 2014

Visión budista de los aspectos entre Venus y Marte.

Conjunción
    La sensualidad y la fuerza de voluntad se mezclan. Se añade determinación a la búsqueda de placer. Con este aspecto son posibles las demostraciones vibrantes de pasión tanto en lo artístico como en lo emocional. Los sentimientos sexuales son fuertes y sanos. 

    El aspecto negativo de esta conjunción son la complacencia y la lujuria. Tales respuestas son producto del egoísmo, pero pueden cambiar si el individuo aumenta su sensibilidad hacia los demás. Este aspecto no apoya a los estímulos austeros de práctica espiritual, que pueden llevar a la persona a la frustración. Una práctica espiritual muy productiva es el hedonismo iluminado, que define cómo compartir placer con otras personas. Esto se considera positivo porque no es autocomplaciente. El deseo de dar y recibir placer viene de este aspecto. Practicar el tantra es excelente. Es importante considerar la colocación de Venus para saber dónde se pueden encontrar la plenitud y la satisfacción. Marte ayuda a lograrlo y ambos planetas se benefician entre sí.


La Cuadratura
    La sensualidad y la fuerza de voluntad se encuentran en un aspecto muy fuerte. La sensualidad de Venus se relaciona con los objetos sensibles para encontrar placer y satisfacción en la interacción. La fuerza de voluntad ejerce presión con el proceso y acelera la búsqueda de placer. El individuo reacciona ante las situaciones tensas con complacencia y egoísmo. Existe una falta de proporción y entendimiento sobre cuándo detener la búsqueda de placer. En el terreno sexual la persona es entusiasta, pero puede llevar el deseo más allá de los límites. La parte sensual y placentera de la vida se tensa por el deseo.

   Sin embargo si la persona que tiene la cuadratura se desarrolla en un entorno positivo puede tener interacciones gozosas y afectivas. La persona tiende a ser una compañía muy agradable. Este aspecto es propicio cuando se combina con una actitud altruista porque expresa amor y camaradería libres de apego egocéntrico. Los maestros espirituales dicen que es más fácil usar el apego que la aversión para ayudar a los demás. Si se tiene este aspecto, conviene desarrollar una actitud compartida y compasiva para asegurar que se manifiesten sus componentes positivos.


La oposición
    Es un buen momento para hablar de este aspecto ya que lo tenemos ahora, influyendo en el colectivo y también en las personas que nazcan. La sensualidad y la fuerza de voluntad se encuentran opuestas. Este aspecto estimula el afecto y la sexualidad. Ambos planetas producen una vigorosa interacción sensual con el mundo. La voluntad de hacer cosas estimula la actividad sensorial o, dicho de otra manera, cualquier objeto atractivo genera deseo de interactuar con él. Sin embargo, el aspecto negativo de este aspecto promueve la entrega a los placeres sensuales. Sin embargo, si la persona se desarrolla en un entorno positivo impulso el afecto activo. Este aspecto estimula en la persona el deseo de que los demás sean felices. Desde esta perspectiva la persona tiene sentimientos generosos de forma fácil.


Sextil y Trígono
   El sextil y el trígono genera un efecto parecido a la conjunción, sólo que la urgencia por ser sensual no es tan fuerte. La persona tiende a tener una expresión saludable del amor y la sensualidad. Cuando la fuerza de voluntad motiva la acción, la gracia de Venus está presente.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena