Astrología

sábado, 19 de abril de 2014

Visión budista de los aspectos entre Mercurio y Saturno.

Conjunción
   El intelecto y la estructura son sinónimos. Mercurio es curioso y quiere entenderlo todo. La influencia de Saturno es pragmática. Ambos crean una visión racional del mundo. Las facultades intelectuales de la mente aumentan con su aplicación práctica. La sabiduría se vuelve más y más profunda conforme el individuo reflexiona sobre la vida. Si practica la espiritualidad, sus comprensiones más profundas y prácticas se benefician de esta conjunción.


   La influencia negativa hace que el individuo sea obstinado y reacio al cambio. Cuando esta posición se ve sorprendida o pierde su estabilidad, la persona tiende a retraerse y  a cerrar su mente. En ella predominan los patrones conservadores de pensamiento. Si cuenta con el tiempo suficiente como para prepararse, adquiere una excelente habilidad para el debate.

   Este aspecto es propicio para maestros, instructores y gente que trabaja en áreas que requieren autoridad. Las prácticas de meditación dedicadas a Manjushri o Vajrapani funcionan muy bien con ambos planetas. El acceso a un amplio rango de conocimiento puede ser provechoso, pues dada la naturaleza de este aspecto el aprendizaje será gradual y estructurado. La práctica del gurú yoga aumenta la inspiración y el bienestar. En este rubro, un maestro cualificado es capaz de generar confianza en otros.

¿Qué es el gurú yoga?



  Se trata de la disciplina espiritual de sumisión a la voluntad del guru en todos los aspectos. Esta práctica se efectúa a veces como un camino espiritual aparte.

  En contraste con la mayoría de las formas híbridas de yoga enseñadas en occidente, el yoga tradicional se caracteriza por una intensa relación maestro-discípulo que se extiende incluso mas allá de la muerte. El guru, cuyo consejo o juicio es “poderoso” es el eje de toda la estructura de iniciación del yoga.

  La importancia del guru radica en que ha realizado el si-mismo-esencial. Tal realización supone un cambio de estado que, de forma natural, transmite a los demás. El autorrealizado siempre transmite su condición original de liberación, lo cual es la auténtica naturaleza de todo lo que existe. De tal forma, constantemente inicia a los demás en la misma comprensión, aunque pueden ser lentos en experimentarlo conscientemente.

  Tradicionalmente, cuando una persona decide con seriedad seguir un camino espiritual, se acerca a un maestro de yoga con la esperanza de ser aceptado, Cuando la persona es aceptada por el maestro, tal aspirante puede ser sometido a pruebas en repetidas ocasiones. Existen prescripciones tradicionales para estas pruebas aunque el maestro, que puede ser un practicante avanzado o ya un adepto autorrealizado, no necesita ninguna guia para confirmar la seriedad de su discípulo en la vía espiritual.

  En este punto, el practicante puede empezar a vivir con su maestro o próximo a él, sirviéndole y escuchándole constantemente. Tal estudiante se conoce como un antevâsin, es decir, “el que vive cerca”. En compañía de un maestro autorrealizado, el practicante esta expuesto continuamente a la comprensión del cuerpo-mente espiritualizado y, por medio de una suerte de “contagio” su cuerpo y mente se transforman de forma gradual. Esto se puede entender en términos modernos como una forma de disciplina vibracional, donde el estado vibratorio con una frecuencia mas rápida del guru establece gradualmente la velocidad de las vibraciones del discípulo.

  Para que este proceso espontáneo sea realmente efectivo, el discípulo debe cooperar conscientemente con el guru y ésto se lleva a cabo convirtiendo al maestro en el foco de atención. Este es el importante principio del satsanga. Esta palabra significa literalmente “en compañía de la verdad” o “relación con la realidad”. Satsanga es el medio mas importante para la realización en el Guru-Yoga. Y puesto que desde tiempos inmemoriales se ha considerado al guru como algo esencial en la práctica del yoga, el satsanga se encuentra en el corazón de todas las escuelas de yoga. Sin embargo, sería incorrecto decir que todo el yoga es Guru-Yoga pues no todas las escuelas hacen de la atención al maestro su práctica principal, aunque todas consideren adecuado el respeto hacia el maestro.

  En la práctica, el aspirante debe moverse desde la etapa de estudiante a la de discípulo y, en las escuelas donde el Guru-Yoga es la norma, a la de devoto (bhakta). En el nivel de estudiante, el aspirante aún mantiene una comprensión y una relación exotérica con el maestro. El estudiante se inspira con los discursos del maestro pero no ha emprendido aún con seriedad la vida espiritual y duda en su compromiso con el proceso del yoga; la vida ordinaria aún ejerce una fuerte influencia. El discípulo, por contra, es mas sensible a la relación esotérica con el guru, comprendiendo que existe una unión psicoespirtual continuada con el maestro que debe ser honrada y cultivada. El devoto, finalmente, experimenta al guru como una realidad espiritual mas que como una personalidad humana y, por tanto, se inclina naturalmente a asumir una actitud devocional que actúa como un poderoso conducto entre el guru y él mismo. Esta es la esencia del Guru-Yoga.

  Este tipo de yoga conlleva la ceremonia de adoración al maestro o a objetos sagrados que le pertenecen, especialmente a sus sandalias (pâdukâ).

  En este sentido, las sandalias del guru se consideran un objeto sagrado o simbólico que sustituye al maestro y en muchas escuelas se tratan reverencialmente durante las ceremonias de adoración (gurupûja).

  Estas ceremonias pueden ser mentales o físicas, tanto frente al guru mismo como frente a una imagen suya (mûrti).

  La práctica del Guru-Yoga, considerada como esencial para la iniciación espiritual, se encuentra aún vigente en nuestros días, incluso en occidente donde se cuestiona la legitimidad de tal autoridad espiritual. Es normal pues en occidente tenemos un ego excesivo. No obstante, también es verdad que este yoga no es para todo el mundo. Aquí lo recomiendo exclusivamente a las personas que tengan este aspecto.

Cuadratura
  El intelecto y una estructura conservadora se tensan mutuamente. Mercurio y la curiosidad intelectual se constriñen por el miedo y la inseguridad que Saturno produce. La influencia de Saturno puede expresarse ya sea de manera introvertida o extrovertida. La introvertida es callada y retraída. Esto se relaciona sobre todo con la capacidad de comunicación. Al individuo se le dificulta hablar sobre su estado de ánimo o de asuntos similares mientras no surja el sentimiento de seguridad. La mente se ancla en sus procesos de pensamiento. El ancla representa algún complejo de inferioridad o una actitud crítica negativa. La expresión extrovertida de Saturno muestra un criterio y opiniones demasiado estrechas. El individuo es más expresivo, pero está atado a la necesidad de controlar las situaciones. El miedo es una manifestación de su vulnerabilidad.

   La influencia positiva de este aspecto provee a la persona de observaciones muy agudas. Aunque su mente es sabia, se torna pesimista con facilidad. Las meditaciones sobre el amor y la compasión son el antídoto contra esta influencia tan dogmática y prejuiciosa. La persona debe mejorar la autoestima y la interacción con figuras de autoridad.


Oposición
   El intelecto y las perspectivas conservadoras se oponen. Esto fomenta una actitud hipercrítica en el individuo. Si guarda algún duelo personal o sentimientos sin resolver, la influencia es capaz de crear una negatividad sarcástica hacia todo. El individuo se vuelve demasiado crítico y dogmático.

   Una actitud positiva inspira la capacidad de juzgar y sopesar las cosas justamente. La diferencia entre la influencia positiva y negativa es la actitud. El cultivo cuidadoso de una actitud positiva genera pensamientos profundos y disciplinados.

Sextil y Trígono
   El intelecto y las perspectivas conservadoras están bien posicionados. Este influjo es similar a la conjunción entre Mercurio y Saturno, pero más suave. El poder del pensamiento disciplinado y la capacidad para estructurar ideas se benefician recíprocamente. No domina la necesidad de ser infalible ni la de controlar. Cualquier empleo que requiera habilidades para supervisar es una buena opción.




2 comentarios:

  1. Excelente la explicacion de los aspectos, yo tengo la cuadratura en mi carta, bastante exacta, y la identifico con habilidad matematica y exactitud en los procesos mentales, pero dificultad al comunicarme con espontaneidad. Un gran saludo.

    ResponderEliminar

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena