Astrología

sábado, 29 de marzo de 2014

Visión budista de los aspectos entre la Luna y Neptuno.

Conjunción
La sensibilidad y el polo espiritual se mezclan. El individuo tiene una naturaleza muy sensible. En él es predominante la imagen de inconstancia y vaguedad emocional sin rumbo, debido a que sus sentimientos son imaginativos y pierden el enfoque de la situación inmediata. En él, la vida espiritual es plena e intensa la empatía psíquica que siente hacia los demás.
    La Luna, Neptuno y Plutón se relacionan con la sensibilidad. La Luna por el contenido emocional, Neptuno por las imágenes y Plutón por la sensibilidad corporal. Dos e estos tres están en conjunción, y en el tercero, Plutón, estuvo ahí desde 1945 a 1985. Plutón y Neptuno formaron sextil durante esos años. Los tres niveles de sensibilidad; la intuición visceral, la intuición emocional y la intuición mental funcionan juntos. Por tanto, la naturaleza empática y la imaginación de quienes tienen este aspecto son bastante fuertes. Tan poderosa mezcla puede llevar la sabiduría espiritual a niveles muy profundos.


Cuadratura
La sensibilidad y el polo emocional están en tensión. El individuo tiende a exagerar los contenidos emocionales. Neptuno es como la lente de una cámara. En este caso las respuestas emocionales y empáticas son poco realistas o están mal enfocadas. Este aspecto indica el desarrollo de dones psíquicos, aunque con una expresión inapropiada. En general un individuo con este aspecto aturde a los demás por el modo en que habla o responde ante las situaciones. La influencia oculta es demasiado poderosa.

   Todos los aspectos en astrología constituyen una influencia. No es difícil controlar las implicaciones negativas de esta cuadratura de Neptuno con la la Luna. Las meditaciones centradas en la tranquilidad como el vipassana y el zen son benéficas para aliviar la hipersensibilidad.


Oposición
La sensibilidad y el polo espiritual se estimulan mutuamente. Se da un equilibrio entre la sensibilidad y la intuición imaginativa. Ambos planetas son similares entre sí y combinan la emoción y la intuición. Favorece las percepciones espirituales.

    Cualquier persona intuitiva tiene que cultivar un estado de paz interior para aprovechar su sensibilidad. Si remueve los prejuicios personales propicia que la clarividencia se manifieste en el campo abierto de su conciencia. Puede tener la habilidad de diferenciar los sentimientos personales del contenido emocional de  los de otros.

Sextil y Trígono
La sensibilidad y el polo espiritual están en armonía. Estos dos planeas mejoran la capacidad de medir el estado emocional de otras personas. El desarrollo de dicha capacidad proviene de la mediación planetaria y muestra los mejores rasgos de esta influencia. Si se practica la meditación con regularidad, el potencial para el funcionamiento intuitivo crecerá. La deidad tántrica Tara Verde, propicia el desarrollo espiritual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena