Astrología

martes, 25 de marzo de 2014

Visión budista de los aspectos entre la Luna y Júpiter.

Conjunción
La sensibilidad y la expansión son una sola entidad. La persona suele tener una naturaleza alegre. Sus emociones se expanden e incluso siente cierta necesidad de ser infeliz o desgraciado en algo. La alegría y la felicidad de este individuo se expresan de manera entusiasta. A menudo esta persona tiene muchas amistades femeninas. El lado negativo de este aspecto es la excitabilidad y la falta de razonamiento. Existe una necesidad de limitar el grado de euforia y optimismo que surge constantemente.





Cuadratura
La sensibilidad y la expansión se tensan recíprocamente. El individuo tiene que ser cuidadoso con la intoxicación emocional. En condiciones positivas, la persona puede ser alegre y feliz naturalmente. Sin embargo, necesita aprender a reconocer una situación dañina antes de que se desarrolle. Este aspecto ignora cualquier señal de que algo salma mal. Las situaciones de tensión generan una respuesta vivaz. El problema principal radica en estar demasiado emocionado.

Oposición
La sensibilidad y la expansión se separan por completo. Un lado es sensibilidad y compasión, y el otro es es el entusiasmo. Estos astros armonizan con facilidad. El entusiasmo de Júpiter excita la sensibilidad de la Luna y viceversa. Este aspecto puede hacer que la persona sea excitable y estimulada. Una respuesta desequilibrada sugiere un exceso de optimismo. El individuo tiene la tendencia a ser demasiado amigable y trata de hacer demasiadas cosas. Esta persona es difícil de sobrellevar cuando tiene energía emocional en exceso. Puede demostrar falta de sensibilidad hacia los demás. El acercamiento equilibrado indica que ésta es una persona feliz y llena de buena voluntad. La respuesta general ante las situaciones difíciles es retirarse y no vivir en el dolor. A esta persona le resulta muy difícil deprimirse por un periodo largo de tiempo.

Sextil y Trígono
La sensibilidad y la expansión se brindan ayuda mutua. Esto significa que la buena voluntad y la sensibilidad emocional funcionan juntas espontáneamente. Júpiter representa la buena voluntad y el entusiasmo y, con la Luna en una posición benéfica, muestra la capacidad natural para hacer amigos. El altruismo, el bodhicitta y una inclinación hacia la actitud mahayana que trabaja por el bien de los demás, son propicias para este aspecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena