Astrología

lunes, 3 de febrero de 2014

Visión budista de Neptuno en la casa duodécima.

   Neptuno en la casa duodécima influye en la capacidad imaginativa de la vida interior. Cuando la persona medita, expande su intuición hacia la vida y la gente. La vida interior es fuente inagotable de intuición.
 
 Es posible que la actitud desequilibrada del individuo lo abrume con ensoñaciones, supersticiones y sospechas. Su imaginación se activa de forma inconsciente y lo lleva a exagerar las situaciones hasta rebasar los límites. Esto ocurre, sobre todo, por no investigar en el interior ni expresar las imágenes y la intuición de manera consciente.

   Una actitud equilibrada desarrolla la capacidad de visualizar y trabajar con ideas complejas, lo que se refuerza con actividades como la meditación, que cultivan la conciencia interior El tiempo dedicado a la vida ideal, la meditación y la relajación, esta lleno de ideas especulativas e imaginativas. El estudio del tantra o de la psicología de los arquetipos resulta un instrumento muy útil porque se centra en el significado de las imágenes y visiones interiores.

Carl Jung nos enseñó mucho sobre el símbolo y los arquetipos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena