Astrología

viernes, 10 de enero de 2014

Visión budista de Urano en la casa décima.

   Urano en la décima casa nunca se conforma con las normas sociales. La visión del individuo sobre lo que quiere llegar a ser no es convencional. Esta colocación estimula opciones de vida interesantes. Los amigos conservadores nunca entenderán la excentricidad de esta persona.


  La influencia negativa se manifiesta en una naturaleza intranquila que nunca se asienta. Urano marca este rasgo en la vida del individuo, lo que se hace evidente en el trato con sus padres o con los amigos que consideran la estabilidad como factor clave para triunfar en la vida. Es mejor pensar que sus inclinaciones excéntricas son su norma. Esto elimina la culpa o tensión que pueda desarrollar. La persona que tiene intereses espirituales encuentra una excelente oportunidad de liberación en este estilo de vida. Se siente emancipada de las metas comunes y ve un potencial para su realización espiritual.

1 comentario:

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena