Astrología

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Una reflexión budista sobre Venus.

  Venus tiene una orientación sensual, lo que implica que el mundo de la forma, el sonido, el aroma, el sabor y la textura se relacionen con las funciones de este planeta que aprecia la belleza, las artes y la gracia. Los efectos negativos de este planeta son el apego, el anhelo excesivo y la complacencia. El remedio budista para ello son las meditaciones enfocadas a la transitoriedad personal y a la naturaleza dolorosa de la existencia cíclica, porque libera a la mente del anhelo y de la obsesión que distorsionan el aprecio por lo bello.

Venus-Shukra en la astrología india
    Si un individuo es obsesivo respecto de alguno de los reinos del placer, puede utilizar la meditación en la transitoriedad o impermanencia personal para comprender que el destino es morir y que todos los objetos anhelados se irán. Centrar la tención en objetos físicos que son atractivos no garantiza satisfacción o felicidad. Los tibetanos tienen este dicho: "Entre más grande es el deseo, más difícil es encontrar satisfacción". El deseo y la ambición motivan y enfocan la vida. La meditación en la transitoriedad equilibra la balanza que se debate entre el énfasis excesivo sobre los deseos y la apatía que carece de ambiciones. Incluso una vida espiritual necesita deseo. El deseo de practicar es una emoción útil. La transitoriedad otorga flexibilidad e inspiración, pues nada es eterno.

    La naturaleza dolorosa de la realidad hace que nada que posea una existencia cíclica proporcione satisfacción. La naturaleza de los fenómenos es el cambio. La actitud común en la mayoría de la gente es buscar experiencias placenteras y alargarlas el mayor tiempo posible. La reflexión acerca de la naturaleza dolorosa de la realidad propicia el distanciamiento, con lo que la mente deja de aferrarse a las cosas. No importa lo placentero que resulte algo, su naturaleza cambiará. Si la persona no lo comprende, sufrirá cuando la situación cambie. Una mente insatisfecha es una mente atormentada. La realidad no es la causa del sufrimiento sino las actitudes torpes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena