Astrología

domingo, 18 de agosto de 2013

Visión budista de la Luna en la casa 2.

  La Luna en la segunda casa indica la compasión a nivel material. Aquí existe una considerable receptividad emocional hacia el mundo físico. La persona puede sentirse atraída por lugares que le provocan paz y armonía. Si alguien con esta colocación lunar vive en una zona conflictiva, necesita tener confianza en sí mismo para superar la sensibilidad que surge como consecuencia del contacto directo que hay con el sufrimiento físico en ese tipo de lugares. Cuando el individuo adopta una actitud desequilibrada, responderá de manera visceral al enfrentarse a las necesidades materiales. Un budista puede equilibrar la situación con la práctica de meditaciones enfocadas en la separación y la impermanencia.

   El individuo equilibrado y espiritual puede sentir en forma natural compasión y empatía hacia el sufrimiento físico de cualquier ser sensible, y estar motivado para aliviarlo. Le atraen las posesiones que tienen un significado o contexto emocional. Su hogar puede estar decorado con objetos sentimentalmente importantes como por ejemplo un viejo reloj de bolsillo de un abuelo.





   No suele ser difícil discernir el mensaje emocional de tales objetos decorativos. Si se tiene esta disposición astrológica, puede ser útil estudiar el Feng Shui oriental o técnicas como la Astrocartografía o Local Space occidental.

   Aquí os dejo un Libro de Feng Shui.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena