Astrología

viernes, 2 de agosto de 2013

Visión Budista de la Casa Décima.

    La décima casa indica el rumbo que tomamos. Si la cuarta casa muestra de dónde venimos, la décima señala hacia dónde queremos ir. Existen muchas variables a considerar en relación con las metas cuando hay planetas en la décima casa. Éstas no son sólo ambiciones en un plano material, tales como el éxito profesional o económico. Abarcan también lo que uno considera satisfactorio para su persona.



    Los planetas en esta área aclaran la comprensión del individuo sobre su visión personal, lo que puede influir en sus expectativas sobre la dirección de su vida. La ambición es una necesidad, incluso para la práctica espiritual. Las metas espirituales se guían por la motivación. Los individuos hábiles necesitan tomarse tu tiempo para desentrañar su motivación. Una meta mal identificada puede producir una tensión innecesaria en la vida. Una motivación mal planteada llimita las posibilidades de éxito. La intención y la motivación preparan el escenario sobre el que se manifiestan las experiencias.

   La perfección budista del "entusiasmo" se relaciona con la décima casa. Este entusiasmo se define como una energía jovial que se mueve en dirección virtuosa y positiva. La alegría es un factor importante del entusiasmo. Ser entusiasta no significa presionarse a uno mismo. La alegría asegura dedicación profunda a la actividad escogida, y ese es el verdadero entusiasmo. Esto quiere decir que el esfuerzo beneficia al propio ser y a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena