Astrología

sábado, 12 de noviembre de 2011

Los Aspectos. Segunda Parte. El orbe.

    Cuando un aspecto es exacto, se halla en la plenitud de su fuerza. Así, si un trígono se forma cuando dos planetas están a una distancia angular de 120 grados, éste ejerce su máxima influencia cuando ambos se encuentran justamente a la distancia citada. Pero dicho aspecto también es operativo unos grados antes y otros después del punto exacto, eso es lo que se conoce como orbe. Naturalmente, cuanto más nos alejamos de la distancia exacta más va disminuyendo su influencia y lentamente el aspecto se va disolviendo.

    Cuanto más poderoso es un aspecto, mayor orbe se le puede permitir, así, una conjunción admite un orbe de diez grados o incluso algo más, especialmente si se produce entre el Sol y la Luna. A la oposición se le puede dar un orbe de unos ocho grados, incluso diez si se produce entre el Sol y la Luna. El trígono y la cuadratura admiten hasta seis o siete grados de orbe. Finalmente el sextil sólo puede tener unos cuatro grados de orbe.

    Asimismo, los planetas que tienen una influencia más poderosa, como el Sol y la Luna, pueden gozar de un orbe mayor cuando forman cualquier aspecto, especialmente si lo forman entre sí. Tras los poderosos luminares vienen después Venus, Marte, Júpiter o Saturno, planetas que se consideran de orbe medio. Y finalmente el pequeño Mercurio o los que se encuentran más alejados, como es el caso de los que están más allá de Saturno -Urano, Neptuno y Plutón- que tienen orbes unpoco más reducidos cuando forman aspectos. De modo, un trígono entre el Sol ya Luna puede ser operativo incluso con un orbe superior a 7 grados, mientras que si ese mismo aspecto se forma entre Urano y Neptuno no deberá permitirse más de 5.

   En cualquier caso, la opinión puede variar entre un autor y otro. Lo cierto, es que cuanto más ajustemos el orbe de los aspectos, más intensos serán los rasgos relacionados con ellos y serán más evidentes en la vida del individuo. Sin embargo, si somos más generosos con los orbes, podemos analizar tendencias más sutiles de la persona aunque quizá no tan evidentes. Por ejemplo, a continuación muestro los orbes utilizados por la astropsicóloga Liz Greene. Se puede apreciar que es muy generosa con los aspectos, ya que le interesa abordar los aspectos más profundos y sutiles de la persona.

Orbes recomendados por la astróloga Liz Greene

10 comentarios:

  1. El programa Kepler utiliza por defecto orbes muy amplios, por ejemplo 11º para una oposición Luna-Asc, 10º para una conjunción Asc-Saturno... ¿es esto conveniente?

    ResponderEliminar
  2. Se puede conciderar una conjunción entre la Luna y Júpiter de 11°?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo en cuenta que en dicha conjunción entra en juego, nada más y nada menos que la Luna. Yo le daría hasta 12 grados de orbe. Como ya he dicho en otro mensaje, soy generoso con los orbes.

      Eliminar
  3. Se puede también considerar como orbe a Venus conjunción Júpiter estando hasta 15 grados de orbe la conjunción. Y además estando en el signo de Libra en CXI.

    ResponderEliminar
  4. Hola Segundo, Por lo que veo en el gráfico los aspectos con los nodos tienen que ser exactos. Es así? Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso depende de cada autor. Hay astrólogos que son más generosos que otros. El gráfico que ves es el de Liz Greene y lo que ella recomienda. Creo que para empezar no está mal tomarlo como referencia.

      Eliminar
  5. Gracias por la respuesta. En tu caso cuánto utilizas para las conjunciones de los nodos

    ResponderEliminar

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena