Astrología

jueves, 1 de septiembre de 2011

Flores de Bach para nuestros jóvenes y adolescentes.

   Hace un par de semanas un amigo mío me escribía para solicitarme consejo con respecto a las Flores de Bach que le podían venir bien a su  hijo. Esto me ha dado la idea de escribir un artículo sobre las situaciones conflictivas más comunes de nuestros jóvenes y el tipo de flores que podemos utilizar para ayudarles.




Walnut: Esta flor se puede utilizar para todo tipo de transición; paso a la adolescencia, paso a adulto, cambios de edad, de ciudad, de colegio. Protege de la imagen social perfecta y de influencias externas (ejem.: drogas).

Clematis: Se puede usar cuando al joven le falta concentración, dificultad de aprender  por estar pensando en otras cosas. Es bueno usarla en jóvenes que permanecen largas horas encerrados en su cuarto, oyendo música, jugando videojuegos, desconectados del mundo o en caso de ensoñación o torpes movimientos.

Scleranthus: Es bueno para los cambios de carácter homonales.

Cerato: Esta flor favorece el proceso de identidad. Es bueno contra las sugestiones, la ingenuidad, cambios de decisión, lo que es común en la adolescencia. También para jóvenes que imitan a otros.

Wild Rose: Si están apáticos e indiferentes ante todo. Jóvenes indolentes que no les importa nada, vegetando, adictos a la TV, videojuegos, música. También para hijos adolescentes de personas mayores o ancianas que se aburren.

Gorse: Para jóvenes que sienten que se acabó el mundo.

Hornbeam: Para jóvenes con flojera, fatiga, que no quieren levantarse temprano. Si los invitan a realizar un plan diferente a la rutina, se animan.

Aspen: A jóvenes violados y que luego sufren de sonambulismo o pesadillas.

Chestnut Bud: Para jóvenes lentos en aprender, se equivocan continuamente por indiferencia o falta de observación. Inquietos, preguntones.

Red Chestnut: Cuando sienten temor a que los padres mueran.

Crab Apple: Cuando sienten disgusto por su imagen corporal, se sienten feos, si sufren de acné por ejemplo.

Rock Water: Si se exigen dietas o ejercicios extremos con el ánimo de ser perfectos.

Vervain: Si se enfrascan en demasiadas actividades, si tienen exceso de energía. Descansan poco. Si ponen demasiado entusiasmo en lo que realizan.

Olive: Si están extenuados por exceso de estudios, actividades.

Agrimony: Si ocultan cosas, comen o beben para disimularlas, si existe la posibilidad de que tomen drogas.

Cherry Plum: A jóvenes que reprimen su impulso sexual. En casos de neurosis grave. Si tienen falta de control y explotan. Si tienen viajes de horror por las drogas y no pueden controlarse.

Chicory: Para hijos de padres poco afectuosos, relación no muy buena. Si recuerdan a sus abuelos y lloran su muerte. Si los dejan de lado y se ofenden y dicen "no quiero vivir". Para jóvenes que sufren mucho porque la pareja le ha dejado.

Honeysuckle: Para hijos de padres divorciados que tienen recuerdos fuertes de cuando vivían juntos. Útil en jóvenes internados que enferman de nostalgia.

Willow: Cuando los jóvenes tienen resentimientos hacia los padres por haberse divorciado. Para jóvenes que culpan a otros de sus adversidades; ejem. acusa al profesor de ponerle malas notas porque le tiene manía.

Holly: Para jóvenes que sienten odio por el divorcio de sus padres. También pra los que tienen celos hacia la nueva pareja de uno de sus padres o hacia un nuevo hermano. Si los jóvenes presentan hostilidad, mal humor, agresividad. A veces los sentimientos negativos son reprimidos desde niños.

Formula de Star of B. + Walnut: Ayuda en los traumas por el divorcio y a adaptarse al cambio. Star también es útil en problemas de disociación de la personalidad.

Fórmula Elm + Pine: Para jóvenes que se sienten culpables por la separación de sus padres (Pine) y asumen la responsabilidad del padre (Elm).

Fórmula Rock Water + Pine: Cuando sienten la necesidad de ser perfectos, se culpan y se reprochan si no lo logran.

Fórmula  Larch + Gentian + Mimulus: Para la falta de estímulo, fracasos y complejos.

Impatiens + Vervain + Rescue Remedy: Para jóvenes impacientes, malcriados, hiperkinéticos, tercos, que hacen su voluntad.


   Bueno pues de esta forma las Flores de Bach pueden ayudar a nuestros hijos. Los preparados de las flores se pueden adquirir en ecotiendas, herboristerías y tiendas especializadas. Puede escoger hasta 5 flores en un mismo preparado, basándose en las recomendaciones que he escrito. 

   La dosis básica para empezar es de cuatro gotas, cuatro veces al día. Si es un niño, puede disolver las cuatro gotas en un vaso de leche o zumo, que se tendrá que beber a sorbitos.

   Por supuesto, que el tratamiento de las flores es totalmente compatible con cualquier otro tratamiento que esté tomando el niño y siempre se debe consultar con el médico.

2 comentarios:

  1. No tengo hijos pero estaría muy interesada y agradecida de que algo como sta terapia complementaria me ayudara en la formación de mis hij@s. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias por compartir !!!

    ResponderEliminar

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena