Astrología

martes, 3 de mayo de 2011

Neptuno en Virgo

   Los planetas más lejanos en su tránsito por los signos del Zodíaco; Urano, Neptuno y Plutón. Al ser los más alejados de la Tierra, su movimiento aparente es extremadamente lento, de forma que el más rápido, Urano, tarda unos siete años en transitar solamente por un signo y 84 en dar la vuelta al Zodíaco. Neptuno tarda casi 14 en transitar cada signo y cerca de 166 años en dar la vuelta completa. Finalmente, el alejadísimo Plutón, de órbita irregular, puede llegar a tardar, en algunos casos, hasta casi 30 años en pasar por un solo signo y casi 247 en hacerlo por todo el Zodíaco. Debido a esta gran lentitud, el estudio de estos planetas no se puede abordar del mismo modo que hemos hecho con los anteriores, y que, en este caso, sus efectos se aprecian mucho más en el ámbito histórico o generacional que en el plano individual.

  Para ver mucho más claramente la influencia de estos planetas en el ámbito individual hay que estudiar su posición en las casas más que en los signos zodiacales, aunque al transitar por éstos marcan determinados periodos de la historia que tienen una características comunes.

   Solo en aquellas personas que tengan alguno de estos planetas ascendiendo o culminando, o formando una conjunción o en estrecho aspecto con el Sol, la Luna o el planeta regente de la carta, se podrán manifestar los efectos de estos tránsitos de modo individual y concreto y en algunas ocasiones en muy alto grado.

El Jueves Negro, Crack 1929

    Neptuno transitó por el signo de Virgo entre 1929 y 1943, un tiempo muy difícil, de terribles crisis económicas y políticas. Se inicia con el Crack y la gran depresión de 1929, además con esta configuración también se da el auge de las dictaduras fascistas y la segunda guerra mundial. También en este período se produjo la terrible guerra civil española y la llegada al poder del franquismo. Neptuno se encuentra en caída en este signo profundamente meticuloso y realista, pero al mismo tiempo tiene en común con él los sufrimientos, sacrificios, renuncias y limitaciones.

Neptuno en Virgo coincide con el auge del fascismo, en la foto Franco con Hítler.

   Esta posición representa un conflicto entre la razón fría y el mundo psíquico o espiritual, por ello la generación nacida bajo su influencia tiende a sufrir un cierto oscurecimiento espiritual para prestar más atención a las realidades materiales cotidianas, pero preside siempre los momentos difíciles de la historia, caracterizados por crisis,  guerras, recesión económica, epidemias o enfermedades.

    Vamos a encontrar con esta configuración a personas con una visión estrecha o a ras de suelo de la vida, pero que también pueden tener una genial intuición para afrontar con éxito asuntos de carácter material y mundano.

   Por otro lado es una posición ideal para los médicos, ya que al rigor científico9 se le une también la intuición.

   Si Neptuno está afligido, favorece la neurosis, las enfermedades psicosomáticas, el alcoholismo o la drogadicción. Puede dar personalidades escépticas o materialistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena