Blog de Astrología, Numerología y Tarot

domingo, 20 de enero de 2013

Las Direcciones y Atacires del Ascendente.

   Voy a poner aquí una pequeña guía de los efectos que pueden producir algunos Atacires y/o Direcciones Primarias del Ascendente dirigido a los planetas o de los Planetas Dirigidos cuando contactan con el Ascendente. Lo he optenido de textos clásicos, basados en Julevno y adaptado y puesto al día para mis alumnos y seguidores amantes de la astrología tradicional: 



El Ascendente en los buenos aspectos con el Sol  (Conjunción, Trígono, Sextil, Semisextil, Quintil, Biquintil):  Si el Sol se encuentra bien situado en el tema natal, indica: crédito, buena reputación, dignidades éxito, honores y fortuna, sobre todo si es gobernante de la casa X.

   Bien dispuesto en la casa VII, pronostica honroso matrimonio, tanto para el hombre como para la mujer.

   Si el sol está mal situado en la carta natal no producirá, en las Direcciones, más que problemas, decepciones y enfermedades de la cabeza y los ojos.

El Ascendente en los malos aspectos del Sol (Cuadratura, Oposición, Semicuadratura, Sesquicuadratura, Quincucio):  Produce desavenencias, contratiempos, vejaciones, fracasos; fiebre, afecciones a la vista, de la cabeza y de la cara; peligro de muerte si el Sol es gobernante de la casa VIII en la carta natal. Estas Direcciones pueden actuar también sobre la madre del sujeto y presagiar su muerte si el Sol fuese dispositor de la casa XI, que resulta ser la VIII, en relación con a la casa IV que designa a la madre.

El Ascendente en los buenos aspectos con la Luna (Trígono, Sextil, Semisextil, Quintil y Biquintil): Cuando la Luna está bien situada en la carta natal estas Direcciones o Atacires producen siempre: contento, satisfacción, buena fortuna, amistad con las mujeres, favor popular, estima pública; viajes, desplazamientos, o cambio de domicilio; proyectos de matrimonio para los hombres; el nacimiento de una hija si se tiene pareja. Pero, si la Luna está afligida en la carta natal, es gobernante de la casa VIII y está situada en un signo acuoso: peligro de muerte por agua.

El Ascendente en malos aspectos con la Luna  (Conjunción, Cuadratura, Oposición, Semicuadratura, Sesquicuadratura, Quincucio): Predispone a enfermedades, indisposiciones, reúmas, afecciones en los ojos; accidentes en viajes o por agua; disputas, riñas, chismes; intemperancia, exceso de comida, desórdenes del estómago; enfermedad de la madre.


El Ascendente en los buenos aspectos con Mercurio (Conjunción, Trígono, Sextil, Trígono, Semisextil, Quintil y Biquintil): Éxito en los estudios, o en las letras, las artes y las ciencias; beneficios con el comercio o con los viajes; ganancias en procesos, contratos y especulaciones financieras.

El Ascendente en los malos aspectos con Mercurio (Cuadratura, Oposición, Semicuadratura, Sesquicuadratura, Quincucio): Predispone a querellas, disputas, pérdidas de dinero o fracasos en los asuntos comerciales; heridas en los brazos y las manos, enfermedades de la piel, de la garganta, de los bronquios; afecciones nerviosas o mentales; procesos, falsas acusaciones, escándalos o chismes que ponen el peligro la reputación.

El Ascendente en los buenos aspectos con Venus (Conjunción, Trígono, Sextil, Semisextil, Quintil y Biquintil): Estas direcciones son especialmente favorables; inclinan al júbilo, a los placeres, a los amores, los casamientos. Si en la carta natal Venus posee algun dominio en la casa II dará ganancias y riquezas; Si Venus posee en la misma un dominio en la casa V dará progresos, favores, crédito y prosperos negocios.

El Ascendente en los malos aspectos con Venus (Cuadratura, Oposición, Semicuadratura, Sesquicuadratura, Quincucio): Excesos de placeres o de comida, intemperancia, disipación del patrimonio, celos, conflictos en el matrimonio, adversidades en asuntos amorosos o causados por las mujeres.

El Ascendente en los buenos aspectos con Marte (Trígono, Sextil, Semisextil, Quintil, Biquintil):  Estas direcciones y atacires hacen a la persona activa, valiente, emprendedora; son favorables para los estudios científicos, para quienes ejercen la profesión de ingeniería, médicos, químicos, mecánicos, o para el oficio de las armas: policías, militares, etc. También es bueno para el deporte. 

   En las cartas natales femeninas pueden producir matrimonio, si Marte gobierna la casa VII natal.

   Si es gobernante de la casa II, tanto en hombres como mujeres, anuncia ganancias, beneficios, aumento de la fortuna o del sueldo.  

El Ascendente en los malos aspectos con Marte (Conjunción, Cuadratura, Oposición, Semicuadratura, Sesquicuadratura, Quincucio): Produce enfermedadews de la naturaleza correspondiente al signo que ostenta Marte o el del Ascendente, como la viruela, flujo sanguíneo, meningitis o bien fiebre cerebral o tifoidea, cólera, gripe; también puede producir accidentes producidos por fuego, armas, máquinas y otros; por caída de caballo, accidente de tráfico, caída de una piedra o caída de cualquier objeto pesado;  también puede producir herida por pelea; si Marte afecta al gobernante de la casa X, puede representar acusación pública, pena capital, proceso escandaloso; si al gobernante de la casa II, pérdida de fortuna rápida e imprevista.

A veces Marte, si rige o esta situado en la carta natal en  la casa VIII y mal situado, cuando llega por direcciones primarias o atacires en mal aspecto con el Ascendente, el Sol, la Luna o la Parte de la Fortuna, puede acarrear la muerte, que siempre será cruel, súbita o sangrienta.

El Ascendente en buenos aspectos con Júpiter  (Cojunción, Trígono, Sextil, Semisextil, Quintil, Biquintil):  Radiante salud, a menos que Júpiter esté mal situado en la carta natal, lo que presagiaría neumonía o pleuresía; afecciones del hígado o de la sangre. Estas direcciones señalan también: crédito, favores, éxito en los negocios, progreso, y a veces, casamiento.

El Ascendente en los Malos aspectos de Júpiter (Cuadratura, Oposición, Semicuadratura, Sesquicuadratura, Quincucio): Produce mala salud, peligro de fiebre, enfermedades producidas por acritud de la sangre, sobre todo si se produce en Leo o en Acuario; problemas, decepciones, dificultades respecto de la posición social; desavenencias con los amigos o los protectores.

El Ascendente en buenos aspectos con Saturno (Trígono, Sextil, Semisextil, Quintil, Biquintil): El Sujeto se vuelve serio, sobrio, laborioso; adquiere la protección y amistad de las personas mayores, de los superiores; dotes, herencias, inmuebles; triunfa con la agricultura o cualquier otra empresa comercial. Estas Direcciones denotan siempre: ganancias, ventajas y beneficios.

El Ascendente con los malos aspectos de Saturno (Conjunción, Oposición, Cuadratura, Semicuadratua, Sesquicuadratura, Quincucio):  Presagia enfermedades, afecciones hereditaias, accidentes, caidas, esguinces, magullamientos, resfriados, reúma, fiebres malignas; problemas causados por por personas mayores, fracasos y vejaciones. Bajo estas direcciones reaparecen siempre las afecciones crónicas.

El Ascendente en los buenos aspectos con Urano (Trígono, Sextil, Semisextil, Quintil, Biquintil): Ganancias y beneficios inesperados, por lotería, inventos, por las artes, las letras o las ciencias, también por una herencia inesperada.

El Ascendente en los malos aspectos con Urano (Conjunción, Oposición, Cuadratura, Semicuadratua, Sesquicuadratura, Quincucio):  Indisposición o enfermedad repentina, pérdida o problemas de dinero, si este planeta tiene alguna relación con la casa II en la carta natal; con la VII, riñas matrimoniales, divorcio o separación.

  Si Urano en la carta natal esta mal situado y rige o está situado en la casa VIII,  -lo cual lo haría anereta, es decir, peligroso para la vida de la persona- podría provocar muerte súbita.

Neptuno y Plutón: Todas las direcciones hechas por Neptuno y Plutón son maléficas y funestas -incluso las realizadas por buenos aspectos- a menos que estos planetas estén muy bien situados en la carta natal y en aspecto con planetas benéficos. Entonces Neptuno siempre espiritualiza y genera sensibilidad social y Plutón provoca cambios positivos en la vida.

La conjunción del Ascendente al Nodo Norte o Cabeza de Dragón siempre tiene significaciones favorables y con el Nodo Sur o Cola del Dragón siempre tiene significaciones adversas, para la casa que ocupan los Nodos Lunares. Es decir, que si el Nodo Norte esta en la casa X, por ejemplo, afectará al honor y reputación de la persona, la casa II al dinero, etc.

Finalmente recordar que esto vale tanto para cuando el Ascendente llega a un aspecto con un planeta, como cuando el planeta llega a un aspecto con el Ascendente. Aquí insisto, hay que emplear Direcciones Primarias Eclipticas y Atacires. Teniendo en cuenta que las Direcciones señalan lo que desata el mundo sobre nosotros y por tanto no esperamos y los Atacires lo que desatan nuestros ciclos internos. Pudiendo en ambos casos señalar épocas de nuestra vida con una cierta tendencia. Normalmente una dirección primaria habla de una tendencia de varios años, se le puede atribuir un par de grados de orbe y el mismo orbe para los Atacires, aunque la influencia de los Atacires puede ser más circunstancial si se emplean los del 12 y claro más extensa si se emplea un ciclo de 60 años, como subarmónico del mismo. Sobre todo tener en cuenta que cuando el Ascendente llega por Dirección o Atacir a la posición de un planeta, en la vida de la persona, salta a la palestra todo lo significado por dicho planeta.

3 comentarios:

  1. ¿Cuando el regente del ascendente esta retrogrado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no tiene nada que ver con los atacires del Ascendente. En general te diré que en astrología predictiva una retrogradación es una pequeña debilidad que tiene el planeta.

      Eliminar
    2. Me confundi de entrada pensando que eran aspectos al ascendente.

      Eliminar

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena